En entrevista con la agencia ReutersArturo Elías Ayub, Director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil, aseguró que el empresario Carlos Slim “está hospitalizado y muy bien”.

Ciudad de México, 27 de enero (SinEmbargo/EFE).– Carlos Slim Helú, empresario mexicano de 80 años de edad, está hospitalizado por la COVID-19 desde el lunes pasado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, ubicado en la Ciudad de México, informó su portavoz, Arturo Elías Ayub, a Reuters.

“Está hospitalizado y está muy bien”, comentó a la agencia el también Director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil. “Está ahí para que le lleven el monitoreo con el tratamiento”, explicó a Reuters.

El pasado 25 de enero, Carlos Slim Domit, hijo del magnate, dio a conocer que su padre, que mañana cumplirá 81 años, padecía COVID-19 con “síntomas menores” desde hace más de una semana.

“Les comento que mi papá de manera preventiva asistió al Instituto Nacional de Nutrición para análisis clínicos, monitoreo y tratamiento oportuno, está muy bien y ha tenido una evolución muy favorable a la COVID a más de una semana de síntomas menores”, escribió en Twitter el heredero del empresario.

Carlos Slim, nacido en Ciudad de México en 1940, es el hombre más rico de México con una fortuna estimada en 52 mil millones de dólares.

La Fundación Carlos Slim firmó en agosto pasado un convenio para contribuir a la producción entre Argentina y México de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca, que gracias a su donación será distribuida por toda Latinoamérica.

El acuerdo con la farmacéutica contempla una provisión inicial de 150 millones de dosis en la región latinoamericana, excluyendo Brasil, país cubierto por el acuerdo de AstraZeneca con el Gobierno de ese país.

México ya está envasando estas vacunas, pese a que todavía no han llegado al mercado.

En privado, el magnate es conocido por su sencillez y austeridad, y en público, por su buen olfato para los negocios, que lo ha llevado a sus 80 años a amasar más de 52 mil millones de dólares, según el listado de las mayores fortunas del mundo de la revista Forbes de 2020.

Slim llegó a encabezar esa lista entre 2010 y 2012 y actualmente ocupa la posición 12 a nivel mundial, ya que se vio afectado en los últimos años por el a veces irregular desempeño de la operadora de telefonía móvil América Móvil, que, no obstante, sigue siendo la mayor firma de telecomunicaciones de América Latina.

En esta foto del 16 de octubre de 2019, el multimillonario mexicano Carlos Slim escucha una pregunta durante una rueda de prensa en sus oficinas en Ciudad de México. Su hijo Carlos dijo el lunes 25 de enero de 2021 que su padre tiene COVID-19, aunque con síntomas leves.

En esta foto del 16 de octubre de 2019, el multimillonario mexicano Carlos Slim escucha una pregunta durante una rueda de prensa en sus oficinas en Ciudad de México. Su hijo Carlos dijo el lunes 25 de enero de 2021 que su padre tiene COVID-19, aunque con síntomas leves. Foto: Fernando Llano, Archivo, AP

El empresario mexicano tiene también el Grupo Financiero Inbursa, que opera un banco, una casa de bolsa, una administradora de fondos de retiro y una aseguradora, entre otras filiales.

Mantiene el control de sus empresas principalmente a través del Grupo Carso, uno de los conglomerados más importantes de México, que incluyen entre otros al Grupo Condumex (de construcción), la compañía Carso Infraestructura y Construcción, Carso Energy (dedicada a gasoductos y energías no renovables) y el Grupo Sanborns (cadena de cafeterías y establecimientos comerciales).

A través de Inversora Carso, Slim se convirtió en 2016 en el principal accionista de la constructora española FCC.

Slim es socio mayoritario de equipos de futbol, entre ellos del Real Oviedo, de España, y sostiene el proyecto escudería Telmex, del que salió el piloto mexicano de F1 Sergio Pérez, a quien ha apoyado durante toda su carrera.

En España tiene además participación en La Caixa, donde entró en el accionariado en 2011 tras comprar una participación en Criteria antes de convertirse en Caixabank.