Uno de los insumos básicos durante la pandemia de la COVID-19 ha sido el gel antibacterial. En México, hay varias localidades donde éste se ha implementado en sustitución al lavado de manos, debido a la escasez de agua.

Ciudad de México, 27 de enero (SinEmbargo).– La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informó que muchos de los desinfectantes de manos que llegan desde México a EU no son seguros y presentan contaminación por metanol, sustancia que puede ser tóxica y mortal.

De acuerdo con un comunicado publicado por la FDA, el 84 por ciento de los geles antibacteriales provenientes de México no cumplen con las regulaciones de tal Administración. Las muestras de este insumo, que se ha vuelto indispensable durante el último año debido a la pandemia de COVID-19, fueron recabadas de abril a diciembre del 2020.

También se encontró que más de la mitad de los productos que se analizaron contenían ingredientes tóxicos, incluyendo metanol y/o 1-propanol, en niveles peligrosos. Por desgracia, en la mayoría de los casos, el metanol no aparece como ingrediente en la etiqueta del producto.

“En el transcurso de la presente pandemia, la agencia ha visto un aumento rápido en los productos desinfectantes de manos provenientes de México etiquetados con contener etanol (también conocido como alcohol etílico) pero que dieron positivo por contaminación por metanol. El metanol, o alcohol de madera, es una sustancia que puede ser tóxica cuando se absorbe a través de la piel y puede ser mortal cuando se ingiere. El metanol no es un ingrediente aceptable en los desinfectantes de manos u otros medicamentos”, precisó.

La FDA detalló que, desde julio de 2020, ya ha emitido 14 cartas de advertencia por la distribución de desinfectante de manos con metanol no declarado, por contenido inapropiado de etanol, por prácticas de fabricación inadecuadas o por afirmaciones engañosas (asegurar que se trata de un producto aprobado por la FDA).

Además, la Administración expuso que varios de estos productos ya fueron marcados con alertas de importación y se trabaja de manera conjunta con las empresas para que éstos sean retirados de los estantes de la tienda y los mercados en línea.

Agregó que ya se trabaja con el Gobierno de México, con los fabricantes y minoristas para que “no se distribuyan a los consumidores” tales productos que son potencialmente peligrosos o que violan la ley.

“La agencia recuerda a los fabricantes, distribuidores, re-empacadores e importadores que son responsables de la calidad de sus productos e insta a los fabricantes a probar sus materias primas para asegurarse de que cumplen con las especificaciones de etiquetado y están libres de contaminación dañina. La FDA emitió recientemente una guía que describe la política de la agencia para que los fabricantes de medicamentos y los fabricantes de compuestos prueben el alcohol o el alcohol isopropílico en busca de metanol antes de usar el alcohol para producir medicamentos, incluyendo los productos desinfectantes de manos”, resaltó el órgano estadounidense.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos recomendó no utilizar desinfectantes con las siguientes características:

– Que ha sido probado por la FDA y se determinó que contiene metanol o 1-propanol.

-Que indican en la etiqueta contener metanol.

-Se le han realizado pruebas y se determinó la presencia de contaminación microbiana.

-Que está siendo retirado del mercado por el fabricante o el distribuidor.

-Tiene una potencia menor a la declarada, es decir, contiene menos de la cantidad requerida de alcohol etílico, alcohol isopropílico o cloruro de benzalconio.

-Que presuntamente se fabricó en las mismas instalaciones donde se fabricaron los productos probados por la FDA y que se determinó que contienen metanol o 1-propanol.

También, la FDA señaló que los consumidores pueden identificar fácilmente qué productos para desinfectar las manos evitar utilizando la siguiente información:

-Los nombres de los fabricantes específicos.

-El número del Código Nacional de Medicamentos (NDC, por su siglas en inglés), que también puede estar ubicado en la etiqueta del producto.

-El nombre de los distribuidores que venden, o vendieron, o habían planeado vender productos para desinfectar las manos hechos por estos fabricantes.

FDA-hand-sanitizer-list-how-to-final-508

Según el comunicado que lanzó la FDA, los desinfectantes de manos contaminados con metanol representan un grave problema de salud, ya que pueden ocasionar ceguera, complicaciones cardíacas, problemas en el sistema nervioso central, y su uso podría derivar en hospitalizaciones o incluso en la muerte por intoxicación.

“La exposición al metanol puede provocar náuseas, vómitos, dolor de cabeza, visión borrosa, ceguera permanente, convulsiones, coma, daño permanente del sistema nervioso o la muerte. Aunque las personas que usan estos productos en las manos corren el riesgo de intoxicación por metanol, los niños pequeños que ingieren estos productos y los adolescentes y adultos que toman estos productos como sustituto del alcohol tienen un mayor riesgo”, se lee en el documento.

Por ello, recomendó que si se ha utilizado este tipo de productos, y se presenta alguno de los síntomas anteriormente mencionados, se deberá acudir de manera inmediata al médico para recibir tratamiento médico inmediato que revierta los efectos tóxicos del metanol.

Finalmente, la FDA exhortó a consultar la lista de los desinfectantes de manos que no están recomendados, por lo que añadió una guía de cómo constatar si el producto que utiliza es seguro.

GUÍA PARA VERIFICAR LOS DESINFECTANTES DE MANOS

-Ingresar a  www.fda.gov/handsanitizerlist

-Hacer clic en el botón rojo que dice: “Los consumidores de desinfectantes de manos no deben usar”.

-Desplácese hacia abajo en la página hasta el cuadro de búsqueda en la parte superior de la lista de no usar.

-Utilizando la información de la etiqueta del desinfectante para manos, escriba uno de los siguientes en el cuadro de búsqueda:
*Producto o marca
*Fabricante o empresa que produjo el producto (es posible que no se incluya en la etiqueta del producto)
*Distribuidor, la empresa que lleva el producto al mercado
*NDC o número de código nacional de medicamentos (puede no estar incluido en la etiqueta del producto)

-No use ningún desinfectante de manos fabricado por los fabricantes de la lista.

-Si el fabricante no figura en la etiqueta, comuníquese con el distribuidor para averiguar quién fabricó el producto. Si el distribuidor se niega a aclarar esta información cuando se comunica con ellos, la FDA recomienda no usar el producto.

La FDA explicó que si se encuentra el sanitizante de manos en la lista, se debe suspender el uso de manera inmediata y tirarlo en un contenedor de desechos peligrosos, preferentemente. Es importante que no se arroje ni vierta el producto por el desagüe, tampoco debe mezclarse con otros líquidos.