En una trifulca muy subida de tono, Ibrahimovic y Lukaku, compañeros de equipo cuando militaron previamente en el Manchester United, quedaron frente a frente, cruzándose insultos durante un buen rato al final del primer tiempo.

MILÁN, 27 de enero (AP).— Zlatan Ibrahimovic recurrió a las redes sociales para negar el miércoles que profirió insultos racistas en una fuerte discusión con Romelu Lukaku durante el derbi milanés en los cuartos de final de la Copa Italia.

“En el mundo de ZLATAN no hay lugar para el racismo”, escribió el delantero sueco en Twitter. “Todos somos la misma raza — ¡¡ Todos somos iguales !! Todos somos JUGADORES. Algunos mejores que otros”.

En una trifulca muy subida de tono, Ibrahimovic y Lukaku — compañeros de equipo cuando militaron previamente en el Manchester United — quedaron frente a frente, cruzándose insultos durante un buen rato al final del primer tiempo.

Ambos recibieron tarjetas amarillas por el incidente. La discusión prosiguió tras el silbatazo que puso fin a la primera parte, invitándose a pelear fuera de la cancha. Un Lukaku visiblemente enojado tuvo que ser contenido por sus compañeros.

Representantes del Milan dijeron a la televisión italiana informó que Ibrahimovic no tuvo ninguna conducta racista por la forma cómo le habló a Lukaku, de raza negra.

Ibrahimovic recibió otra tarjeta amarilla a los 58 minutos por una dura entrada sobre Aleksandar Kolarov y fue expulsado para dejar a su equipo con 10 hombres.

El Inter de Lukaku acabó imponiéndose 2-1 para avanzar a las semifinales.

Lukaku convirtió un penal para empatar el marcador, mientras que Christian Eriksen anotó en los descuentos.