México

“Es una persecución política del Gobierno”, dice Facundo Rosas al salir de FGJ-CdMx

27/01/2022 - 7:03 pm

Facundo Rosas, exsecretario de Seguridad Pública Estatal de Puebla en tiempos de Rafael Moreno Valle Rosas y excomisionado de la Policía Federal cercano a Genaro García Luna, acusó de una persecución política en su contra luego de ser detenido.

Ciudad de México, 27 de enero (SinEmbargo).– Luego de permanecer en las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), Facundo Rosas, exsecretario de Seguridad Pública Estatal de Puebla en tiempos de Rafael Moreno Valle Rosas y excomisionado de la Policía Federal cercano a Genaro García Luna, fue trasladado al Hangar de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Al salir de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México para ser ingresado a una de las camionetas, el exfuncionario denunció ser víctima de persecución política:

“Esto es una persecución política del Gobierno”, dijo el excomisionado de la Policía Federal.

Los elementos que lo custodiaron lo ingresaron a una aeronave, presuntamente con destino a un penal federal de Sonora para ser presentado ante el Juez Noveno de Distrito del Quinto Circuito del estado.

Luego de ser detenido por atropellar a una mujer que perdió la vida en Avenida Insurgentes y Eje 10 Facundo Rosas, extitular de Seguridad de Puebla, fue trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro.

La Fiscalía General de la República ejecutó esta tarde una orden de aprehensión contra Facundo Rosas por el caso del tráfico de armas “Rápido y Furioso”. El exfuncionario fue detenido previamente por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CdMx) por presuntamente atropellar a una mujer, quien perdió la vida.

Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y de la FGR ejecutaron la orden en las instalaciones de la Agencia 24 de la Fiscalía capitalina en la Alcaldía Álvaro Obregón.

Por este caso de “Rápido y Furioso también se libraron órdenes de aprehensión contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, capo del Cártel de Sinaloa, Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública Federal, y Luis Cárdenas Palomino, ex coordinador de Inteligencia de la misma corporación.

Traslado de Facundo Rosas. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro.

El operativo “Rápido y Furioso”, que implementó desde la la Oficina de Alcohol, Tabaco, Drogas, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos en 2009, consistió en meter armas marcadas a México para venderlas a bandas criminales y rastrear a sus líderes.

“Rápido y Furioso” habría contado, al menos, con la venia de Genaro García Luna, entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Por ello, desde diciembre de 2018 la FGR reactivó la investigación sobre el exfuncionario federal detenido actualmente en una cárcel de Nueva York y de Joaquín Guzmán Loera, también preso y condenado a cadena perpetua en ADX Florence, una cárcel de alta seguridad en Colorado.

Por este y otros casos, como el del montaje de la aprehensión de Florence Cassez e Insrael Vallarta Cisneros, ya está preso Luis Cárdenas Palomino, jefe policiaco de al to rango en la SSP de García Luna, y quien fue detenido el 5 de julio de 2021. Actualmente se encuentra preso en el penal federal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

En cuanto a Facundo Rosas Rosas se sabe que fue cercano a García Luna desde finales de la década de 1980, cuando pasaron, primero, por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y luego por la Policía Federal Preventiva (PFP).

Facundo Rosas y García Luna. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

De acuerdo con un perfil del poblano publicado en SinEmbargo el 23 de julio de 2014, durante 1999 y 2000, Genaro García Luna, en calidad de coordinador de Inteligencia y Prevención de la PFP, oficina a la que estaba adscrito Rosas Rosas, fue involucrado en el desvío de 151 millones de pesos junto con otros funcionarios.

La denuncia penal fue presentada el 13 de julio de 2001 y, sin que la tempestad amainara, habían llegado los días del ascenso de cuerpos especializados en tareas de combate urbano, anticrimen organizado, tecnología aplicada. Eran también los días –en pleno sexenio de Vicente Fox Quesada– en que Joaquín Guzmán Loera se fugaba por vez primera de la cárcel y consolidaba al Cártel de Sinaloa como la organización criminal más poderosa del continente.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas