En el último día del mes, la BMV perdió 0.5 por ciento y el peso y la mezcla cerraron en terreno positivo. Foto: Cuartoscuro

En el último día del mes, la BMV perdió 0.5 por ciento y el peso y la mezcla cerraron en terreno positivo. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 27 de febrero (SinEmbargo).- En la última sesión de febrero, la Bolsa mexicana cerró el día con una pérdida de 0.51 por ciento, en cuando a la moneda mexicana presentó signos de recuperación concluyendo el meso con ganancias de 0.34 por ciento. En cuando al barril de crudo de mezcla mexicana, también tuvo ganancias de 0.96 centavos con respecto a la jornada anterior

LA BOLSA Y EL PESO

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) presentó fuertes movimientos en el último día del mes de febrero ocasionados por diversos reportes trimestrales de las empresas, en especial de la farmacéutica Genomma Lab.

Al término de las operaciones la Bolsa mexicana reportó una baja de 0.51 por ciento, lo que ocasionó que ubicara al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 44 mil 190.17 unidades.

El saldo del mes fue de una ganancia de 7.91 por ciento, la mayor subida desde la de noviembre del 2009, esto es, en 5 años y 3 meses. Cambiaron de manos 559.3 millones de acciones por medio de 314 mil 985 operaciones.

Las acciones de Genomma Lab cerraron la jornada con una pérdida de 26.32 por ciento a un precio de 16.45 pesos por acción, siendo su peor pérdida porcentual desde que comenzó a cotizar en la BMV desde 2008.

El desplome de sus acciones se dio después del reporte financiero de la empresa donde analistas coincidieron en que fue un mal reporte.

El índice Dow Jones se fue a la baja 0.45 por ciento a 18 mil 132.70 puntos, mientras que de acuerdo con el índice Standard & Poors 500 la disminución fue de 0.30 por ciento a 2 mil 104.50 unidades. En la bolsa Nasdaq la reducción fue de 0.49 por ciento a 4 mil 963.53 enteros. Las ganancias del mes en orden respectivo fueron de 5.64, 5.49 y 7.08 por ciento.

El peso se apreció 0.34 por ciento y cerró en 14.9295 unidades por dólar, de acuerdo con la información de Banco de México, manteniéndose así por cuatro jornadas consecutivas

En la última sesión de la semana, los bancos de la capital del país vendieron el dólar estadounidense en un máximo de 15.24 pesos, dos centavos menos que el cierre de ayer, y se compró en un mínimo de 14.39 pesos.

De acuerdo con especialistas, durante la semana el tipo de cambio experimentó un comportamiento volátil. No obstante, en las siguientes sesiones se ubicará alrededor de 14.78 pesos ante la falta de noticias relevantes.

El Banco de México (Banxico) informó que el tipo de cambio para solventar obligaciones en moneda extranjera pagaderas en la República Mexicana en 14.9553 pesos.

Por otra parte, el euro se vendió hasta en 17.01 pesos, lo que representa un avance marginal de un centavo en comparación con la víspera, en tanto que el yen se ofreció en 0.127 pesos por unidad.

EL PETRÓLEO Y LA MEZCLA MEXICANA

En el último día del mes de febrero, la cotización promedio del petróleo se colocó en 49.51 dólares por barril, según cifras de Petróleos Mexicanos (Pemex). Esto representó un avance de 0.96 centavos con respecto a la jornada anterior.

El contrato del crudo Brent para entrega en abril en el mercado de Londres alcanzó su nivel de cierre más alto desde el 11 de diciembre en la bolsa ICE Futures Europa con sede en Londres.

Recuperó 2.53 dólares, cifra que representó un 4.2 por ciento, concluyendo así la jornada en 62.58 dólares el barril, Así, el crudo londinense registra su primer aumento mensual más grande desde mayo de 2009.

En cuanto al WTI con vencimiento en abril, avanzó 1.59 dólares, es decir, 3.3 por ciento, cerrando en 49.76 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. De esta manera,  la ganancia del mes de febrero fue del 3.2 por ciento, la primera vez desde junio del año pasado.

A pesar de las pérdidas de los últimos meses, el crudo Brent consiguió su recuperación por encima de la barrera de los 60 dólares, como consecuencia del reajuste del mercado después de la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en noviembre de no modificar su producción para influir en los precios.
Esa decisión ha llevado a un descenso de la actividad de exploración en Estados Unidos, líder en petróleo y gas de lutita, y la reducción de las inversiones por parte de las petroleras, lo que impulsa al alza el valor del crudo.