La vacuna de J&J se sumará así a las de Pfizer/BioNTech y Moderna, que están siendo administradas desde finales de diciembre y que han servido para inmunizar a personal sanitario, de emergencias y personas mayores.

Washington, 27 febrero (EFE).- La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EU aprobó este sábado la autorización de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson (J&J), que requiere de una sola inyección, y será la tercera que estará disponible en el país.

La vacuna de J&J se sumará así a las de Pfizer/BioNTech y Moderna, que están siendo administradas desde finales de diciembre y que han servido para inmunizar a personal sanitario, de emergencias y personas mayores, y ayudará a acelerar la distribución para el resto de la población, y cuyas primeras dosis podrán ser inoculadas en los próximos días.

“La autorización de esta vacuna expande la disponibilidad de vacunas, el mejor método de prevención médico de la COVID-19, para ayudarnos a luchar contra esta pandemia, que se ha llevado la vida de medio millón de vidas en EU”, señaló la directora interina de la FDA, Janet Woodcok, en el comunicado de anuncio de la aprobación.

Vista de una vacuna de Johnson & Johnson contra la COVID-19. Foto: EFE

Aunque en las últimas jornadas la media diaria de nuevos casos en EU ha descendido notablemente, hasta situarse por debajo de los 70 mil diarios, frente a los cerca de 300 mil de comienzos de año, las autoridades siguen advirtiendo del peligro existente, especialmente debido a la aparición de nuevas cepas.

“Ahora no es el momento de relajar las restricciones. Aunque hemos visto grandes reducciones en los casos y las admisiones hospitalarias en las pasadas seis semanas, estos declives se producen después del mayor pico que hayamos registrado en la pandemia”, aseguró Rochelle Walensky, directora de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) en rueda de prensa el viernes.

Las pruebas con la vacuna de J&J han mostrado una efectividad contra el coronavirus del 66 por ciento, por debajo del 94-95  por ciento de las vacunas ya existentes, pero con una capacidad del 86 por ciento para esquivar los casos graves de la enfermedad, hospitalizaciones y muertes.

Estados Unidos, el país más golpeado del mundo por la pandemia, registra ya más de 28.5 millones de casos y más de 510 mil fallecidos, según el último recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.