A pesar de que España está limitado a congregaciones de no más de cuatro personas en espacios cerrados, autoridades de salud dieron una autorización especial al espectáculo del grupo español Love of Lesbian.

BARCELONA, 27 marzo (AP) — Cinco mil fanáticos van a asistir a un concierto de rock en Barcelona el sábado tras someterse a pruebas instantáneas de COVID-19, probando su efectividad para prevenir brotes del coronavirus en grandes eventos públicos.

El espectáculo del grupo español Love of Lesbian tiene una autorización especial de las autoridades de salud. Aunque el resto del país está limitado a congregaciones de no más de cuatro personas en espacios cerrados, los participantes en el concierto podrán interactuar libremente, aunque usando mascarillas.

Las personas con problemas cardiacos, cáncer o que han estado en contacto con alguien infectado en semanas recientes no deben participar. Los compradores de los boletos eligen entre tres lugares en Barcelona en los que someterse a la prueba rápida de antígenos el sábado por la mañana. Aquellos con resultados negativos reciben un código en sus celulares validando sus boletos para el concierto en el Palau Sant Jordi a partir de las 7 de la tarde.

Los organizadores dicen que es el primer evento comercial de esa magnitud realizado en Europa durante la pandemia.

Todos los boletos fueron vendidos. Los boletos, cuyo precio va de 23 a 28 euros (27-33 dólares), incluyen el costo de la prueba y la mascarilla de alta calidad, cuyo uso es obligatorio, a excepción de cuando se come o se bebe en áreas designadas.

El espectáculo tiene el respaldo de las autoridades locales y expertos de la Fundación Lucha contra el SIDA y las Enfermedades Infecciosas, basada en Barcelona, que organizó un estudio similar en un concierto con 500 personas en diciembre. Dice que los resultados de ese caso preliminar mostraron que las pruebas de antígenos y el uso de máscaras fueron eficaces para prevenir infecciones dentro del concierto, a pesar de no existir reglas de distanciamiento social.