El padre y activista Alejandro Solalinde hizo un llamado a los familiares de los ex gobernadores corruptos de Veracruz, quien en los últimos 12 años pusieron al estado en su peor crisis. Solalinde dijo que las familias de los priistas deberían ser investigados, y tener “vergüenza” para postularse para algún cargo político de lo contrario estarían tomando a los veracruzanos por “tontos”.

El defensor de derechos humanos agregó que la crisis en la que viven los veracruzanos debe ser atendida pronto porque ya es un problema “sistémico”,  que no puede ser resuelta por las promesas de campaña de partidos como el PRI, PAN o PRD.

Alejandro Solalinde durante la conferencia llamada “México, un muro más grande que el que pretende construir Trump”. Foto: Cuartoscuro

Por Arantxa Arcos

Xalapa/Ciudad de México, 27 de abril (SinEmbargo/BlogExpediente).- Desde el 2004 al 2016, la entidad veracruzana conformada por 212 municipios vivió la peor de las crisis, al menos, así la considera el activista, defensor de Derechos Humanos y padre, Alejandro Solalinde Guerra.

En los doce años comprendidos entre el sexenio priísta de Herrera Beltrán a Duarte de Ochoa, se suscitó la crisis económica, social y administrativa en la entidad.

Ante ello, el activista Solalinde enfatizó que los familiares de ambos funcionarios priístas deben tener un poco de vergüenza y considerar con recato sus acciones dentro y fuera de la función pública.

“Que se den cuenta del desastre que dejaron sus familiares, que si tienen tantita conciencia y entienden el daño que hicieron estas dos personas en Veracruz, que se retiren, que tengan vergüenza, no tengan aspiraciones a menos que crean que el pueblo de Veracruz sea tan tonto”.

Los últimos movimientos públicos de Herrera Beltrán se exhiben desde el 19 de octubre del 2015 cuando asumió el cargo de Cónsul de México en Barcelona, para el 22 de enero del 2017, presentó su renuncia con carácter de irrevocable.

Herrera Beltrán dijo ponerse a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) para “aclarar” todo lo relacionado con el escándalo de medicamentos clonados y apócrifos que entregó la Secretaría de Salud (SSA).

“Regreso a Veracruz motivado, voy a encabezar la defensa de mi legado, del gobierno que encabecé, pretendo cooperar en la investigación y que se castigue, si fuese el caso, a quien haya cometido esas atrocidades. Soy de profesión abogado y yo me puedo defender”, fueron sus últimas palabras públicas.

Todo el mes de enero y febrero, priístas esperaron su regreso a tierras veracruzanas para afrontar lo que pregonó desde Barcelona. Nunca se le vio públicamente.

El 2 de febrero del 2017, un juez federal concedió una suspensión provisional a Herrera Beltrán para evitar que sea privado de su libertad por autoridades estatales.

La suspensión fue otorgada por Ezequiel Santos Álvarez, Juez Décimo Octavo de Distrito en Xalapa, a través de un amparo promovido por abogados del ex cónsul de Barcelona.

A punto de finalizar el mes de abril, Herrera Beltrán sigue sin exhibirse a la opinión pública, tampoco a visitar a su sucesor, Javier Duarte de Ochoa detenido en una prisión de Guatemala.

“Lamentablemente mi sucesor no fue lo que yo esperaba y en medio, pues hizo cosas que no tenía que hacer”, exclamó Herrera Beltrán, aludiendo a su sucesor, Duarte de Ochoa.

La declaración aún se puede consultar en la web, misma que se emitió a tres meses de culminar el sexenio duartista, repleto de denuncias por el aspirante al cargo, el panista Miguel Ángel Yunes Linares.

VERACRUZANOS “TONTOS” 

En el lapso del proceso penal de Duarte de Ochoa y la aparición de Herrera Beltrán, el activista Alejandro Solalinde refirió que la cercanía de un proceso electoral también sería esperanza de colaborar con el sistema ineficiente vigente en Veracruz.

Sea el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) o el Partido de la Revolución Democrática (PRD), más “de lo mismo”, la seguridad y finanzas de la entidad no mejoran, aún con promesas en campaña.

“El hecho de que haya llegado Yunes, no va a cambiar la crisis de Veracruz. Todavía no se ha dicho el estado real que guarda Veracruz, aún así vemos que la situación empeora. Si se va Fidel y las cosas siguen, se va Duarte y las cosas siguen, llega Yunes y la cosas siguen, esto quiere decir que es un problema sistémico, se necesita saber la verdad para cuidarse de ello”, recalcó Solalinde.

Para el padre católico, la última opción antes de una revolución es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), no su dirigente, tampoco las siglas políticas, simplemente la organización de ciudadanos “cansados” de las injusticias.

El Padre Alejandro Solalinde durante la conferencia que ofreció en la FILU. Foto: Cuartoscuro

“Algo más importante que refundir a alguien en la cárcel, es sacar el hilo de la madeja; Duarte no está solo, tiene su padrino Fidel, se debe investigar todo con sus familiares, su esposa, primos y demás, llegarle a Fidel y en su momento a Calderón, también de Peña Nieto”, insistió Solalinde.

No importando la militancia o simpatía a algún partido político, los funcionarios deben ser llamados a rendir cuentas por sus ineficiencias, desde el Gobierno Federal por no atender a los estados y en las entidades, a sus gobernadores por corruptos.

Para el caso de Veracruz, Solalinde Guerra recordó las fosas clandestinas, sepulturas localizadas en lo largo y ancho de la entidad. Este miércoles, en su visita al puerto, el activista reveló la existencia de una fosa en Sayula de Alemán.

Horas más tarde, en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) en Xalapa, informó de otra que por la noche se detallará.

Los nuevos puntos identificados se señalaron por testimonios de feligreses que “olieron su muerte” y le confesaron a Solalinde Guerra.

“Ahora están perdiendo el miedo, están empezando a hablar, sin perder su anonimato. Yo nunca voy a decir quién. Hace años recuerdo que en Medias Aguas, Sayula de Alemán, toda esa franja había un gran movimiento de Zetas, estaban secuestrando y algunos aparecieron, otros nunca aparecieron”.

 

Las desapariciones forzadas en la zona sur de Veracruz no sólo se enfocaron a migrantes que transitaban rumbo a Estados Unidos, en busca del sueño americano, también ocurrieron con personas de la ciudad.

“Personas locales que en un principio colaboraban con Los Zetas y después también los mataban, entonces, ahí exactamente visite ese lugar hace unos años, no puedo decir ahorita porqué razón pero vi desde esos ranchos cómo pasaba el tren y todo esto. Es ahí donde ya platicamos con los colectivos para que hagan el procedimiento legal, apegados al derecho para que se empiecen las investigaciones”.

En la revelación de otras dos fosas en Veracruz, Solalinde Guerra agregó que se procederán con las denuncias correspondientes, pero antes de ellas, se dio conocimiento completo a los ocho colectivos que buscan a personas desaparecidas en los últimos doce años.

La medida se debe a una exigencia completa a la Fiscalía General del Estado (FGE), al Gobierno de Veracruz, a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a todas las instancias que se vean vinculadas en la sanción de estos hallazgos humanos.

“No es de ahí metele la pala, la gente está hablando y poco a poquito iremos diciendo, son varios lugares, pero por lo pronto tenemos dos. El que dije esta mañana (miércoles 26 de abril) y en la noche serán testigos de un nuevo señalamiento”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Blog Expediente. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.