Bajo el título provisional The Girl With the Dragon Tattoo, esta producción para la pequeña pantalla no seguirá la historia de los libros o las películas de Millennium sino que presentará a Lisbeth Salander en una nueva trama y rodeada de un nuevo conjunto de personajes secundarios.

Los Ángeles (EU), 27 may (EFE).- Lisbeth Salander, la famosa protagonista de la saga criminal Millennium del escritor sueco Stieg Larsson, saltará una vez más a la pantalla gracias a una serie que está preparando Amazon, informó este martes la revista Variety.

Bajo el título provisional The Girl With the Dragon Tattoo, esta producción para la pequeña pantalla no seguirá la historia de los libros o las películas de Millennium sino que presentará a Lisbeth Salander en una nueva trama y rodeada de un nuevo conjunto de personajes secundarios.

Por ahora no se sabe quién interpretará a Lisbeth Salander en esta serie que producirán Andy Harries y Rob Bullock y en la que colaborarán Amazon, Sony Pictures Television y Left Bank Pictures.

Larsson firmó tres exitosas novelas centradas en el carismático personaje de Lisbeth Salander: “The Girl with the Dragon Tattoo”, “The Girl Who Played with Fire” y “The Girl Who Kicked the Hornets’ Nest”.

Tras la muerte del escritor en 2004, David Lagercrantz retomó la serie con las novelas “The Girl in the Spider’s Web”, “The Girl Who Takes an Eye for an Eye” y “The Girl Who Lived Twice”.

La trilogía original de Larsson llegó a la gran pantalla a través de tres películas suecas de 2009 protagonizadas por Noomi Rapace.

Y David Fincher adaptó en 2011 para el estudio Sony la novela “The Girl with the Dragon Tattoo” en una cinta que encabezaron Daniel Craig y Rooney Mara.

Las aventuras de Lisbeth Salander en la gran pantalla no acabaron ahí ya que en 2018 el cineasta uruguayo Fede Álvarez presentó junto a Sony la película “The Girl in the Spider’s Web” con Claire Foy como estrella.

Con esta cinta, Sony dejó de lado la segunda y la tercera novela para saltar directamente a los nuevos libros de Millennium, pero la película fracasó en taquilla al recaudar 35 millones de dólares a partir de 43 millones de presupuesto, según el portal Box Office Mojo.