“Corea, Corea”, se escuchaba con alegría. Los mexicanos esperan el lunes para ver al Tri en octavos… Lo harán ante su similar de Brasil en el Samara Arena en punto de las 9:00 hrs.

Ciudad de México, 27 de junio (SinEmbargo).– Pese a la derrota 3-0 de México ante la selección de Suecia, miles de aficionados celebraron en el Zócalo de la Ciudad de México el pase del Tri a octavos de final.

Sin perder el buen humor que los caracteriza, los asistentes a la plancha del Zócalo agradecieron a un ciudadano coreano que miraba el partido, lo cargaron en hombros y vitorearon en señal de agradecimiento por la victoria de su equipo 2-0 ante Alemania.

En el Ángel de la Independencia, donde se colocaron pantallas gigantes para que los aficionados pudieran ver el partido, cientos de personas festejaron el dramático pase del Tri.

En tanto, en la Embajada de Corea del Sur, cientos de aficionados comienzaron a congregarse en las inmediaciones del inmueble.

Minutos más tarde, a través de redes sociales, los aficionados se organizaron para acudir a la Embajada para agradecerle a los Coreanos por su victoria ante los campeones del mundo y así evitar la eliminación de México.

Embajada de Corea del Sur

Posted by José Lozano on Wednesday, June 27, 2018

 

ASÍ SE VIVIÓ EN EL ZÓCALO 

Miles de aficionados se dieron cita en la explanada del Zócalo capitalino. Foto: Hugo González, SinEmbargo

Esta mañana miles de aficionados se dieron cita en el Zócalo, en el Centro Histórico, para apoyar al Tri en su último partido correspondiente a la fase de grupos.

Faltaba hora y media y ya había movimiento. Todos esperaron con ansias la hora de que el balón rodara. Comenzó a sonar el Himno Nacional Mexicano, la bandera ondeaba en el centro de la plancha y no faltó quien derramara una lágrima.

Las decisiones arbitrales hicieron que la temperatura subiera aún más en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Finalmente cayeron los goles suecos y silenciaron a las miles de almas que sólo esperaban gritar un tanto de los aztecas, el que nunca llegó.

El gol tricolor no llegaba y aumentaba la desesperación entre los asistentes.
Foto: Hugo González, Sinembargo

Pero fue Corea quien se encargó de revivir la esperanza. Cayó el primer gol ante Alemania, mismo que tuvo que ser revisado en el VAR. Después todo fuera alegría. La pantalla gigante cambió la transmisión y ante los ojos de todos, el balón atravesaba una vez más la portería alemana y acabó con el sueño del actual campeón… y despertó el de México.

“Corea, Corea”, se escuchaba con alegría. Los mexicanos esperan el lunes para ver al Tri en octavos… Lo harán ante su similar de Brasil en el Samara Arena en punto de las 9:00 hrs.