#MetaDatos | Tras el otorgamiento de varias suspensiones de juicio a personajes clave en casos de corrupción en México, la movilización surgida desde el entorno digital para #RenovarPoderJudicialYa, ha comenzado a difundir entre los participantes la convocatoria para marchar en la Ciudad de México el próximo mes de agosto.

La protesta surgida desde junio ha migrado de manera previa de una plataforma a otra. Las mismas voces ya se habían levantado en el 2018 a través de Change.org, donde el Poder Judicial acumula decenas de peticiones emitidas desde diferentes localidades.

Ciudad de México, 27 de julio (SinEmbargo).– La movilización identificada por el hashtag #RenovarPoderJudicialYa, que desde el 15 de junio pasado cimbró a las redes sociales y que se ha mantenido activa en el entorno digital, ahora promueve una convocatoria para marchar el próximo mes de agosto en la Ciudad de México en protesta contra jueces y magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La protesta que emergió en las últimas semanas en contra de jueces y magistrados no es una movilización ordinaria de Twitter o surgida en respuesta a coyunturas o temas cuya polarización se amplifica en esta red social.

El malestar tiene su origen en el acumulado de varios años de diversas denuncias públicas dirigidas a distintos órganos del Poder Judicial, las cuales se intensificaron durante el sexenio anterior y de la degradación de la percepción ciudadana del Estado de Derecho, en un país donde la impunidad es un problema creciente.

En el ranking publicado este año por la organización internacional World Justice Project (WJP, por sus siglas en inglés) el país descendió dos lugares en el conteo de este año en el cual ocupa el lugar 99 de 126 país que integran la muestra.

En los indicadores del ranking del WJP México se encuentra en el lugar 113 en cuanto a justicia civil y el 117 en cuanto a ausencia de corrupción. México también se encuentra en el sitio 138 de 180 países en el Índice de Percepción de Corrupción del 2018.

No obstante, el malestar ciudadano frente al desempeño del Poder Judicial se manifestó con mayor énfasis en la plataforma Change.org donde las peticiones y denuncias a órganos del Poder Judicial se multiplicaron de manera notoria a partir de diciembre del 2018, fecha que coincide con el inicio del Gobierno de la Cuarta Transformación encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

PROTESTAS DESDE CHANGE.ORG

En 2018, las peticiones realizadas desde Change.org para transformar le Poder Judicial comenzaron a sumar miles de firmantes. Desde entonces, la misma vía ha sido un recurso de alto alcance para miles de cibernautas que lo emplean para manifestar algún tipo de malestar en contra de Jueces y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al corte de esta nota, decenas de peticiones se acumularon en esta red a raíz de su negativa al ajuste salarial que solicitó el Presidente en virtud de la Ley de Austeridad mediante la que se busca reducir el gasto que implica al país el ejercicio de la función pública.

Las peticiones provienen de varios estados del país, al igual que la expresión que emerge de plataformas como Twitter, las manifestaciones en protesta a jueces y magistrados provienen de varias entidades del país e incluso, de acuerdo con la información que proporciona la plataforma, algunas de las peticiones provienen de usuarios radicados en Estados Unidos.

Desde el escenario político, este episodio implicó una confrontación del Poder Judicial con los planes de López Obrador para dirigir el país. Sin embargo, la negativa también tuvo repercusión en la opinión pública.

A principio de diciembre las redes sociales sirvieron como escenario de un estallido de protestas caracterizadas por su articulación desde el hashtag. Las muestras de malestar también han contribuido a que se articule el discurso que ya por años había estado latente en estas plataformas respecto los excesos de poder de jueces mexicanos.

En el 2012, las movilizaciones en contra del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por la resolución a favor del resultado electoral que dio por ganador al ex Presidente Enrique Peña Nieto fueron las primeras movilizaciones organizadas desde las redes sociales en que la ciudadanía dirigió su descontento a un órgano del Poder Judicial y alcanzaron un impacto pocas veces visto en la historia reciente del país.

El Ministro de la SCJN, Eduardo Medina-Mora acumula más de 49 mil firmas para exigir su separación del cargo vitalicio. Foto: Change.org

Seis años más tarde, etiquetas como #RenovarPoderJudicialYa resumen el enojo e indignación acumulado por los constantes escándalos en los que se han visto involucrados funcionarios de primer nivel entre los que destaca el Ministro Eduardo Medina-Mora Icaza quien se ha visto forzado a desmentir su supuesta implicación en transferencias bancarias por millones de dólares a bancos extranjeros.

Casos que implican a personajes de menor rango también han detonado la indignación de los usuarios de las redes sociales como el caso del magistrado de Veracruz, Eduardo Serrano Ruíz, quien fue exhibido en las plataformas digitales por presumir artículos y vehículos de lujo en las redes sociales a través de la etiqueta #LordMinistro.

AMPAROS DESATAN DESCONTENTO

Los múltiples amparos a personajes involucrados en delitos de alta escala se acumularon esta semana. Destaca el caso de la juez Luz María Ortega Chapa, quien acumuló numerosas muestras de indignación a raíz de que se difundiera en las redes sociales que ha sido la responsable de conceder suspensiones de juicio a Joaquín Guzmán Loera, y a los implicados en el fraude de la empresa Ficrea.

La misma juez concedió un amparo este año a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos mexicanos (Pemex) implicado en el caso Odebrecht.

La lista de amparos concedidos a personajes clave en los casos de corrupción más renombrados en México ha alimentado el repudio que generan los jueces al interior de numerosas comunidades de redes sociales, sobre todo en Twitter.

Esta semana, las recientes suspensiones concedidas al ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a Carlos Antonio Romero Deschamps, ex líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), a Emilio Lozoya y sus familiares, han hecho escalar la protesta que hasta el momento se mantiene alejada de la atención de los medios de comunicación.

MÁS DE UN MES DE PROTESTAS EN TWITTER

Desde el 15 de junio cientos de usuarios iniciaron el movimiento en Twitter caracterizado con etiquetas como #RenovarPoderJudicialYa y #JuecesCorruptos. Aunque la movilización perdió intensidad en las últimas semanas, este lunes comenzaron no solo se reactivó, sino que se sumaron decenas de hashtags con similares demandas, la mayoría señalando a los jueces por corrupción.

En Facebook se han creado grupos como el llamado “Por la Renovación de la SCJN y el TEPJF [Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación]” que suma más de 2 mil 500 seguidores al corte de esta nota.

De acuerdo con la herramienta de análisis de Twitter, Tweet Binder, la actividad de dos hashtags: #RenovarPoderJudicialYa y #FueraJuecesCorruptos se intensificó entre el 22 y 26 de julio. Ambas etiquetas son parte de una red a la que a diario se suman nuevas consignas que resumen descontento contra la SCJN.

Esta semana las etiquetas promovidas en Twitter contra jueces y magistrados tuvieron un repunte de actividad a raíz de la concesión de varios amparos a personajes clave en casos de corrupción altamente mediatizados. Foto: SinEmbargo, con información de Tweet Binder

Los múltiples amparos concedidos a diversos personajes conocidos públicamente por su extenso historial implicado en corrupción, detonó la indignación que se ha mantenido en la Red por varios días consecutivos y ha derivado en la convocatoria a una marcha con fecha en el mes de agosto que se difunde en Twitter y Facebook a través de hashtags como #MarchaContraSCJN