El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece haber confirmado “un gran acuerdo comercial” con México, con lo que aparentemente las renegociaciones del TLCAN han concluido. Ayer, los representantes mexicanos coincidieron en que el acuerdo con Estados Unidos está más cerca que nunca.

Las negociaciones para un nuevo TLCAN iniciaron el 16 de agosto de 2017. Se proyectaba que el proceso fuera corto y que a finales de ese año se pudiera firmar el nuevo acuerdo. Sin embargo, las constantes amenazas y berrinches de Trump, los procesos electorales federales en México y legislativos en la Unión Americana; así como los roces comerciales entre Estados Unidos y naciones como China, Turquía, México, Canadá y la Unión Europea, empantanaron las pláticas, al grado de poner en duda la trilateralidad del acuerdo. Pero las barreras parecen haber sido superadas.

Ciudad de México, 27 de agosto, (SinEmbargo).- “¡Un gran acuerdo con México, que se ve bien!”, dijo esta mañana el Presidente Donald Trump, mientras todas las noticias indican que las diferencias entre las delegaciones mexicana y estadounidense fueron superadas y están listas para incluir a Canadá y cerrar la versión “mejorada” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo hoy: “Probablemente esté marcado en la agenda [el anuncio hoy del cierre de las conversaciones bilaterales], pero voy a entrar ahí a terminar mi negociación. Hay un tema muy importante que terminar”.

Guajardo lo compartió así con los periodistas a la entrada de la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer. Junto a Guajardo, también forman parte de la delegación mexicana el canciller, Luis Videgaray, y Jesús Seade. Por el lado estadounidense, además de Lighthizer, participó en los encuentros Jared Kushner, asesor y yerno del Presidente Trump.

La Casa Blanca anunció esta mañana una conferencia de Trump; el Presidente Enrique Peña Nieto y Justin Trudeau, de Canadá, ya hablaron por teléfono. Parece que habrá anuncios de los tres gobiernos involucrados en la renegociación del acuerdo que entró en vigencia el 1 de enero de 1994.

Las negociaciones para un nuevo TLCAN iniciaron el 16 de agosto de 2017. Foto: Twitter, @LVidegaray.

Ayer, Jesús Seade, quien representa al próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la renegociación del TLCAN, e Ildefonso Guajardo, el Secretario mexicano de Economía, coincidieron en que el acuerdo con Estados Unidos está más cerca que nunca.

“El tema grande energético salió. En los demás estamos avanzando”, dijo Seade. “Ya estamos llegando a las últimas”.

Ya estamos “en las últimas horas”, coincidió ayer domingo Guajardo.

Un día antes, el sábado, Trump dijo que pronto podría haber un “gran acuerdo comercial” con México, mientras los negociadores de ambos países continuaban sus conversaciones.

“Nuestra relación con México se está estrechando cada hora que pasa. [Hay] alguna gente realmente buena tanto dentro del nuevo Gobierno como del viejo, y todos están trabajando estrechamente juntos. ¡Podría haber pronto un gran Acuerdo Comercial con México!”, tuiteó Trump.

Ahora ha vuelto a tuitear apenas 37 letras, suficientes para confirmar que ambos países están cerca del acuerdo: “A big deal looking good with Mexico!”

El sábado, la firma de inteligencia Stratfor dijo que los equipos negociadores de México y Estados Unidos podrían haber llegado a un acuerdo en el tema automotriz dentro TLCAN tras establecer que los vehículos ensamblados en plantas existentes que no cumplan con los nuevos porcentajes de la regla de origen así como con los requisitos salariales estarán sujetos a una tarifa de 2.5 por ciento.

De acuerdo con información publicada en su página de Internet, también se habría determinado que los vehículos producidos en fábricas aún por construir estarán sujetos a tarifas más altas, las cuales serán impuestas por la Casa Blanca, como lo recomendó el Departamento de Comercio estadounidense.

Agencia de inteligencia Stratfor dice que México cedió en autos, y energía, otro tema que atoraba al TLCAN.

El tema automotriz era uno de los aspectos que había atorado la renegociación del TLCAN. Foto: The Canadian Press vía AP.

Durante las renegociaciones del TLCAN, el Gobierno del país vecino ha propuesto que 75 por ciento de los componentes de un vehículo provengan de alguno de sus integrantes si buscan estar libres de aranceles para su comercialización, por lo que se dejaría atrás el nivel actual de 62.5 por ciento.

Stratfor recordó que Estados Unidos planteó requisitos salariales para el comercio libre de aranceles, por ejemplo, que 40 por ciento del montaje final de un automóvil de pasajeros debe producirse en sitios donde los empleados ganen 16 dólares o más por hora.

El 16 de agosto pasado se cumplió un año de renegociación en medio de la incertidumbre generada por los continuos berrinches de Donald Trump, las señalas de crecimiento en la economía estadounidense, la guerra comercial entre varios países, el retiro momentáneo de Canadá de las negociaciones y hasta cambios de humor del Presidente de Estados Unidos.

Las negociaciones para un nuevo TLCAN iniciaron el 16 de agosto de 2017. Se proyectaba que el proceso fuera corto y que a finales de ese año se pudiera firmar el nuevo acuerdo. Sin embargo, las constantes amenazas y berrinches de Trump, los procesos electorales federales en México y legislativos en la Unión Americana; así como los roces comerciales entre Estados Unidos y naciones como China, Turquía, México, Canadá y la Unión Europea, empantanaron las pláticas, al grado de poner en duda la trilateralidad del acuerdo.