Heath defendió y recalcó que la autonomía ha dado resultados y ha permitido que México deje atrás los altos niveles inflacionarios, pero dijo que “el problema de salarios bajos es un problema brutal en este país que hay que resolver”.

Por Laura Quintero

Ciudad de México, 27 de agosto (Economía Hoy).- Sobre las responsabilidades que tiene el Banco de México (Banxico) y a propósito de las demandas de que adopte un doble mandato, Jonathan Heath, subgobernador del banco central, dijo que éste no tiene un mandato único, pero sí uno que es prioritario.

“El Banco de México no tiene un mandato único, tiene un mandato prioritario que es controlar la inflación por encima de todo lo demás, pero no significa que es lo único que tiene que hacer. Mantener estabilidad del poder adquisitivo de forma indirecta contribuye con el crecimiento y de alguna forma el banco tiene responsabilidad en ello”, aseveró.

Durante su presentación en el seminario 25 Aniversario de la Autonomía del Banco de México, el funcionario indicó que de acuerdo con el artículo 28 de la Constitución se establece que el objetivo prioritario del Banxico será procurar la estabilidad del poder adquisitivo, pero “esto va a poder fortalecer el desarrollo nacional que corresponde al Estado, que se define mediante la competitividad, el fomento económico y el empleo”, aseguró.

Una de las demandas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha sido que el banco central tenga un mandato dual, sobre todo para incentivar el crecimiento económico. En este sentido, el subgobernador del banco central destacó que las desiciones de política monetaria inciden también en el crecimiento y esa es su orientación.

“No me iría a tratar de tener un mandato dual pero sí a fortalecer los mecanismos de estabilidad financiera (…) No tenemos que quedarnos en una ortodoxia”, sentenció.

Heath defendió y recalcó que la autonomía ha dado resultados y ha permitido que México deje atrás los altos niveles inflacionarios.

CONDICIONES PARA RELAJAR POLÍTICA

El jueves 15 de agosto Banxico recortó su tasa de interés por primera vez desde 2014, al pasar de 8.25 a 8 por ciento. Sobre esta decisión, Jonathan Heath indicó que personalmente ve la oportunidad, dadas las condiciones económicas en el país, para empezar a relajar la posición monetaria.

“No nos vamos a ir al otro extremo, vamos a mantener una política reestrictiva pero menos reestrictiva; sí estamos entrando en una fase para relajar la política monetaria”, aseguró el funcionario.

Además, estima que vendrán “noticias todavía mejores y a finales de agosto vamos a ver una inflación de 3.1 o 3.2 por ciento, muy cercano a la meta del banco”.

SALARIOS BAJOS: UN PROBLEMA

“El problema de salarios bajos es un problema brutal en este país que hay que resolver”, aseguró Heath.

En el evento argumentó que si bien en los últimos 10 años se han creado muchos empleos, estos tienen salarios de muy baja remuneración y es un fenómeno estructural que hay que tratar de corregir. No obstante, aclaró que en lo que se refiere a la política monetaria, no hay como relacionarlos.

“Yo estoy totalmente a favor de una política salarial más ambiciosa, estoy a favor de incrementar el salario mínimo, nada más que hay que aumentarlo de una forma inteligente para que no nos demos un balazo en el pie”, aseveró.

En México 4 millones 740 mil personas sólo ganan entre uno y dos salarios mínimos, esto es entre 3 mil 80 pesos 6 mil 200 pesos mensuales. Este rango lo perciben 52 de cada 100 mexicanos, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

En el evento organizado por el Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (Cempe) y la revista de Investigación Económica de la UNAM, Heath destacó que lo que se ha estado haciendo es experimentar aumentando el salario mínimo poco a poco en una trayectoria de cuatro o cinco años, lo cual es adecuado y podría llevarlo a un nivel relativamente decente.

Por su parte, Alejandro Díaz de León, gobernador del banco central, ha manifestado que los incrementos al salario mínimo representan un riesgo para la inflación.

No obstante, también dijo que su objetivo y mandato está en línea con el objetivo de que haya incrementos en los salarios reales, los cuales, pidió, se hagan gradualmente.

El pasado 6 de agosto el gobernador del banco central dijo a Grupo Imagen que todos los salarios y las revisiones de los salarios deben guardar congruencia con la productividad de la mano de obra.

“En la medida en que las alzas salariales guarden congruencia con esa productividad se puede evitar que esas revisiones de salarios puedan implicar una presión de costos”, aseguró Díaz de León en entrevista con el medio.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Economía Hoy. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.