Durante más de 75 minutos, la directora del documental “ha capturado” el universo Tous respecto a tres grandes aspectos: la artesanía, como joyeros que son, la importancia de las personas y la globalidad por la que apuesta la empresa.

Barcelona, (España) 27 de septiembre (EFE).- La marca española de joyería y accesorios Tous presentó en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián el documental Oso, que recorre los cien años de historia de la compañía del emblemático osito y que sirve para conmemorar el centenario de la firma.

El documental repasa los cien años de vida de la marca, desde que Salvador Tous Blavi, abuelo de las actuales directivas, se iniciaba como aprendiz de relojero y el momento en el que su hijo, Salvador Tous Ponsa, y su mujer Rosa Oriol, instalaron, en 1970, un pequeño taller de joyería en la trastienda del negocio familiar con el objetivo de personalizar joyas y crear piezas cómodas y modernas.

El largometraje muestra el proceso de transformación del negocio hasta convertirse en la empresa global que es en la actualidad, con más de 700 tiendas repartidas en 56 países y unos cuatro mil trabajadores.

En una entrevista concedida a Efe, la vicepresidenta corporativa de la firma, Rosa Tous, ha explicado que formar parte de una empresa que cumple cien años es “muy bonito” pero también “una gran responsabilidad”.

El documental fue presentado en el Festival de Cine de San Sebastián. Foto: EFE

Realizar este documental, producido por Globomedia, ha sido una manera de “conmemorar” el centenario de esta empresa con sede en Manresa (Barcelona) y “dejar un legado gráfico de lo que Tous ha hecho hasta ahora”, explica.

Su directora, Amanda Sans “ha capturado” el universo Tous respecto a tres grandes aspectos: la artesanía, como joyeros que son, la importancia de las personas y la globalidad por la que apuesta la empresa.

Durante más de 75 minutos, los diferentes miembros de la familia Tous explican el recorrido de la empresa junto a testimonios de personalidades del mundo de la moda, el diseño o el arte, como Javier Mariscal, o embajadoras de la marca, como Eugenia Martínez de Irujo.

Entre los mejores momentos de la historia de la marca, Rosa Tous destaca los inicios de sus padres tras tomar el relevo del abuelo, cuando su madre, Rosa Oriol, empezó a trabajar en aquella primera tienda que tenían en Manresa y supo “captar la evolución que estaba viviendo el mundo de la joyería debido a los cambios que estaban experimentando las mujeres”.

Destaca que su madre puso en marcha un nuevo concepto que se traduce en la “democratización de la joyería”, un segmento que hoy en día se conoce como “lujo asequible” en el que “fuimos pioneros”.

También destaca Rosa Tous el periodo comprendido entre los años 2000 y 2008, en los que la firma vivió una gran expansión internacional, con importantes crecimientos y en los que las cuatro hijas del matrimonio formado por Rosa Oriol y Salvador Tous, Rosa, Alba, Laura y Marta, que hoy llevan las riendas del negocio, ya estaban plenamente incorporadas a la compañía.

No duda Rosa Tous al decir que el peor momento de estos cien años es el que vivimos actualmente, con esta pandemia mundial que estamos sufriendo y que “nunca se nos hubiera ocurrido poner en ningún manual de crisis”.

“Este es el momento peor de nuestra historia”, ha señalado, ya que el coronavirus obligó a bajar la persiana de todos los establecimientos de la marca y, aunque la mayoría ya han vuelto a la actividad, todavía hay tiendas cerradas en países como Colombia o México.

Evidentemente, esta situación va a pasar factura en la cuenta de resultados, pese a lo cual la vicepresidenta corporativa de la firma se muestra “optimista” porque espera que el impacto “no sea tan importante” como pensaban inicialmente.

Espacio destacado tiene en el documental el icono más emblemático de la firma, el osito de Tous, figura que fue creada por Rosa Oriol en 1985 inspirándose en un oso de peluche y en la ternura y recuerdos que evoca la niñez para diseñarlo.

El documental muestra cómo este famoso animal, figura con la que se han vendido 50 millones de joyas, “no deja indiferente a nadie”.

Se le odia o se le adora, como reconoce Rosa Tous, que dice que “no hay que obviar esa realidad” y que lo importante es que provoca esos sentimientos pues el oso “no deja indiferente a nadie”.

“El oso nos da reconocimiento y nos ayuda a transmitir algunos valores que están asociados a nuestra marca, como la ternura, el espíritu joven o la diversión. El oso identifica y posiciona la marca”, apunta Tous, que recuerda que esta figura está expuesta en el Museo del Diseño de Barcelona.

El largometraje también recuerda momentos familiares y profesionales de la familia y otras situaciones, como el boicot que vivió la firma por el proceso independentista catalán.

Pese a que el coronavirus ha limitado los actos para la celebración del centenario, la firma suma dos acciones más para festejar este acontecimiento.

Por una parte, la inauguración de Tous Heritage, un archivo-museo físico ubicado en su sede de Manresa que, antes de fin de año, tendrá su versión online.

Por otra, la reinterpretación de la figura del oso que han realizado diferentes diseñadores famosos y estudiantes de escuelas de diseño, y cuyas obras seleccionadas estarán expuestas en las tiendas Tous de España, México, Estados Unidos, Portugal y Rusia.

Tous, que el año pasado alcanzó un récord de ventas de 487 millones de euros, ya ha iniciado el proceso para incorporar al negocio a la cuarta generación de la familia.