FGR extradita a EU a “Big Papa”, presunto operador y cofundador del Cártel del Golfo

27/09/2022 - 2:40 am

De acuerdo con la DEA, Cavazos de Luna formó parte de la organización criminal que traficó grandes cantidades de droga a Estados Unidos, llegando a transportar una tonelada de cocaína y nueve toneladas de marihuana mensuales a Texas.

Los Ángeles, 27 de septiembre (LaOpinión).- Uno de los mayores temores de los narcotraficantes mexicanos es ser extraditados a Estados Unidos, pues eso implica pasar muchos años, o quizá el resto de su vida en una prisión federal, en donde su poder económico es incapaz de corromper a las autoridades.

Esto precisamente es lo que le acaba de ocurrir a Nazario Cavazos de Luna, alias “Big Papa” o “El Mike”, un poderoso líder del Cártel del Golfo que operó durante dos décadas sin ser perseguido.

Sin embargo, su suerte cambió en 2017, cuando fue detenido por elementos de la Agencia de Investigación Criminal en una taquería de la Ciudad de México. Ahora, cuatro años después de su arresto, se ejecutó su extradición a Estados Unidos.

De acuerdo con la DEA, Cavazos de Luna formó parte de la organización criminal que traficó grandes cantidades de droga a Estados Unidos, llegando a transportar una tonelada de cocaína y nueve toneladas de marihuana mensuales a Texas.

La agencia antidrogas señaló también que este presunto delincuente, que posee la doble nacionalidad de México y Estados Unidos, habría acumulado miles de millones de dólares con el trasiego de drogas, dinero que invertía en “inmuebles, casas de seguridad y vehículos”.

Las drogas que presuntamente movía incluyen metanfetamina, cocaína y marihuana. Tenía su sede en Estados Unidos, pero huyó a México, donde fue capturado y extraditado, según el reporte del Departamento de Justicia.

Aunque durante años gozó de impunidad y gran poder dentro del Cártel del Golfo, su debacle comenzó cuando la Corte Federal para el Distrito Este de Texas ordenó su captura y, fruto de ello, sus subordinados comenzaron a aliarse con instancias de seguridad a cambio de recibir beneficios legales.

Tras su detención, “Big Papa” fue encerrado en el penal del Altiplano, la misma cárcel de máxima seguridad que pisó en dos ocasiones Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El acusado se presentó para una audiencia inicial ante una Corte federal en Texas y se ordenó su detención hasta que comience el juicio en su contra. De ser encontrado culpable, enfrenta una pena de hasta 10 años en una prisión federal.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.   

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video