Córdova Vianello aseguró que el INE vigilará que quien realice la consulta no violente la Constitución, por lo que estará prohibida la propaganda gubernamental desde el inicio de la convocatoria hasta el día de la consulta.

Ciudad de México, 27 de octubre (SinEmbargo).- La Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) presupuestó en mil 499 millones 392 mil 669 pesos la consulta para juzgar a expresidentes.

A través de un comunicado, el INE explicó que, en caso de que el cálculo sea aprobado por el Consejo General del órgano electoral, deberá ser solicitado a la Cámara de Diputados para integrarlo en el Presupuesto de Egresos del Instituto en el ejercicio 2021.

Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, aseguró en sesión extraordinaria que la consulta popular será realizada con apego a los principios constitucionales de legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad.

En este sentido, explicó que como resultado de diversos análisis hechos por el INE, se concluyó que para realizar la Consulta Popular el 1 de agosto de 2021, es necesario solicitar recursos adicionales; un total de mil 499 millones de pesos.

Esta cifra, dijo Córdova Vianello, es mucho menor a los 8 mil mdp que cuesta un proceso electoral de principio a fin, y será distribuida en cuatro grandes rubros, correspondientes a la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral; la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica; la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores; y la Unidad Técnica de Servicios de Informática.

El titular del INE mencionó que esta solicitud atiende el mandato por parte del Gobierno federal de realizar una consulta popular bajo los parámetros técnicos, profesionales y los estándares de calidad con los que el Instituto lleva estos procesos.

Por este motivo, detalló, se reducirán los costos de la consulta, tomando medidas de ahorro y considerando que muchos de los materiales y servicios que se producirán, y se contratarán para el proceso electoral, también funcionarán en la consulta.

Algunas de las medidas planteadas para reducir los costos de la consulta popular son el llamado a los ciudadanos ya capacitados para la Jornada Electoral del 6 de junio, lo que permitirá no llevar a cabo una nueva capacitación integral, como si fuera un nuevo proceso electoral.

La reutilización de los cuadernillos impresos con la lista nominal de electores utilizados el 6 de junio, imprimiendo sólo las adendas de aquellas ciudadanas y ciudadanos que cumplan 18 años entre el 7 de junio y el 1 de agosto de 2021.

Y realizar los cómputos distritales conforme lleguen los paquetes electorales, disminuyendo dos días los trabajos del Instituto y la contratación de personal, además de que no será necesario un programa de resultados preliminares.

Por último, Córdova Vianello aseguró que el INE vigilará que quien realice la consulta no violente la Constitución, por lo que estará prohibida la propaganda gubernamental desde el inicio de la convocatoria hasta el día de la consulta.