A diferencia de María Antonieta de las Nieves y Florinda Meza, que respectivamente dieron vida a la Chilindrina y a Doña Florinda, no todo el elenco se dedicaba a la actuación.

Ciudad de México, 27 de octubre (RT).- A casi tres meses de que la popular serie humorística mexicana El Chavo del Ocho, después de 47 años de éxito continuo, dejara de emitirse en más de 20 países, se ha revelado a qué se dedicaba su elenco antes de su primera transmisión.

A diferencia de María Antonieta de las Nieves y Florinda Meza, que respectivamente dieron vida a la Chilindrina y a Doña Florinda, no todo el elenco se dedicaba a la actuación.

El creador de la serie, el célebre actor y comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” –fallecido el 28 de noviembre de 2014–, había estudiado Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque nunca se graduó.

Roberto Gómez Bolaños como El chavo del 8. Foto: Especial

Antes de convertirse en actor, dramaturgo, director, compositor y productor, Gómez Bolaños se dedicó al deporte y llegó a ser boxeador amateur. Sin embargo, no dejó de lado su faceta artística y así, debido a su habilidad en la escritura, le otorgaron el sobrenombre de “Chespirito” que vendría a “pequeño Shakespeare”. Posteriormente obtuvo la oportunidad de trabajar para la entonces recién formada Televisión Independiente de México, donde creó El Chavo del Ocho.

Rubén Aguirre como el “Profesor Jirafales”. Foto: Especial

Rubén Aguirre, quien interpretó el papel del popular “Profesor Jirafales” y falleciera en junio de 2016, estudió para convertirse en Ingeniero Agrónomo, pero nunca ejerció esa profesión. Entre los años 1962 y 1970 se desempeñó como cronista taurino y locutor de radio.

Posteriormente se trasladó a Ciudad de México, donde trabajó en el programa infantil El Club de Shory. Allí estaba cuando “Chespirito” lo convenció de ser parte de varios programas en la televisión. Uno de ellos, El Chavo del Ocho.

Carlos Villagrán como Kiko. Foto: Especial

Carlos Villagrán, quien interpretó el papel de Quico, se dedicaba a la fotografía: en 1967 trabajó como reportero gráfico para el periódico El Heraldo de México, y en 1968 llegó a cubrir los Juegos Olímpicos. Aprovechando su credencial de fotógrafo de prensa, participó en varios ‘castings’ en el Telesistema Mexicano, una alianza formada por varias estaciones de televisión, que luego se convertiría en Televisa.

En sus visitas al canal conoció a Rubén Aguirre, quien le presentó a “Chespirito” y gracias a ello obtuvo una invitación para trabajar en un corto ‘sketch’ improvisado. Tiempo después, Gómez Bolaños necesitó un actor que interpretara a “Quico” y Villagrán obtuvo el papel.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.