El Diputado de Morena denunció desigualdad laboral y explotación pues con el convenio de corresponsales bancarios los empleados de las tiendas realizan una tripe labor al hacer depósitos, apertura de cuentas y pago de servicios.

Las cifras presentadas por el legislador aseguran que quienes laboran en bancos reciben hasta 15 mil pesos mensuales, en tanto que los operadores de tiendas de conveniencia reciben de 6 a 7 mil, pesos al mes.

Ciudad de México, 27 de octubre (SinEmbargo).- Una iniciativa enviada a la Cámara de Diputados plantea igualar el salario de las personas que trabajan en las tiendas de conveniencia (OXXO, 7 Eleven, Circle K, Sanborns, Suburbia, Coppel o Farmacias Guadalajara) con el de quienes se desempeñan como cajeros en las sucursales bancarias. El estimado sería un promedio mensual de 15 mil pesos de sueldo.

El Diputado de Morena Alejandro Carvajal Hidalgo envió una iniciativa a la Cámara baja para “permitir que los miles de trabajadores de las tiendas de conveniencia ganen un salario similar a los de los cajeros bancarios”.

Denunció desigualdad laboral y explotación sin precedentes, porque a través del convenio de corresponsales bancarios los empleados de las tiendas realizan una tripe labor al hacer depósitos, apertura de cuentas y pago de servicios.

“Hacen un trabajo como si fuera de un cajero de un banco pero no perciben una cantidad similar al salario de un cajero”, dijo.

Expresó que los cajeros de bancos reciben hasta 15 mil pesos mensuales, en tanto que los operadores de tiendas de conveniencia reciben uno de 6 a 7 mil, pesos al mes.

El Diputado Carvajal Hidalgo aseguró que en el país se realizan 10 millones de operaciones financieras en cerca de 40 mil tiendas que tienen estos servicios.

La propuesta de modificación significaría cambios en la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, en sus artículos 4 y 87, con lo que serían reconocidos como corresponsales bancarios.

“Esta figura sólo esta considerada en una circular de la Comisión Nacional Bancaria pero no en la ley. Estas personas que trabajan para las empresas no tienen una prestación similar a de un cajero de banco”, dijo el legislador.

Además estimó que estos movimientos bancarios se traducen en el cobro de una comisión por cada operación financiera, lo que las convierte en un incentivo para la venta de productos.