El “Observatorio de palabras”, sección en donde fue añadido el pronombre, es un apartado en donde se ofrece información sobre las palabras o expresiones que se están usando, pero no aparecen en el diccionario oficialmente, debido a que es “información provisional”pero podrían estudiarse y ser añadidas posteriormente.

Ciudad de México, 27 de octubre (SinEmbargo).– La Real Academia Española (RAE) agregó a su “Observatorio de palabras”, una nueva sección en su página web, el pronombre “elle”, el cual corresponde a las personas no binarias, también aparecen términos como “porfa” e “influencer”.

“El pronombre elle es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado”, fue la definición compartida para dicho término.

Debido al crecimiento e importancia del lenguaje inclusivo, académicos y activistas denotaron su importancia para definir dicha palabra.

El “Observatorio de palabras”, sección en donde fue añadido el pronombre, es un apartado en donde se ofrece información sobre las palabras o expresiones que se están usando, pero no aparecen en el diccionario oficialmente, debido a que es “información provisional”pero podrían estudiarse y ser añadidas posteriormente.

También se puede encontrar en el buscador los siguientes términos: “transfobia”, “bot”, “porfa”, “videollamada”, “influencer”, “loguear”, “ciberataque” y “cruzazulear”.

Con anterioridad, la RAE habría provocado un debate en la sociedad sobre el lenguaje inclusivo.

Durante junio de 2019, la RAE corrigió a la Secretaría de Cultura de México por emplear el lenguaje inclusivo en un cartel que convocara a un evento en la Ciudad de México.

Resulta que la dependencia tuiteó un arte invitando a los usuarios a asistir al “Ritual Tecnochamánico”, evento que habrá de llevarse a cabo en el Centro de Cultura General, ubicado en la Estela de Luz.

Sin embargo, un usuario notó que en el texto aparecían los términos “todes” y “nosotres”, típicos del lenguaje inclusivo, por lo que de inmediato invocó a la Academia para darle a parecer la utilización de los vocablos y la etiquetó en su respuesta al tuit.

“¿Qué pasaría si pudiéramos (des)conectar(nos) de(entre) tode(s)? (…) Participa con nosotres en esta ofrenda a los ancestros”, dice el anuncio.

La respuesta de la Real Academia no se hizo esperar y aclaró a la Secretaría de Cultura que dichos términos no funcionan como supuestas marcas de género inclusivo y que son ajenos a la morfología del español, además de innecesarios.

“El uso de la letra «e» como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”, escribió la institución.

Pese a que la respuesta de la RAE fue respaldada por varios usuarios, también hubo quienes apoyaron el uso del lenguaje incluyente.