Mayas responden a Jiménez Pons: Gobierno “promueve violencia contra indígenas”

27/10/2021 - 12:53 am

Después de la presencia del titular del Fonatur ante el Senado de la República, la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal contestó a sus declaraciones en pro de castigar la realización del Tren Maya.

Ciudad de México, 27 de octubre (SinEmbargo).- La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal respondió a las declaraciones de Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) sobre el progreso del Tren Maya.

Durante el informe de Jiménez Pons sobre el proyecto en el sureste de México ante la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, dijo que hasta el momento hay 25 amparos interpuestos por 327 personas contra el Tren Maya, de los cuales 49 personas físicas y morales se repiten en los amparos, identificando a seis organizaciones de la sociedad civil detrás de ellos. No obstante a ello, dijo que espera que esto no afecte con las operaciones del proyecto.

El pasado 25 de octubre, Rogelio Jiménez Pons compareció ante el Senado de la República para dar una actualización sobre el progreso del Tren Maya. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

A través de un comunicado, la Asamblea reiteró su respuesta hacia el propio Jiménez Pons que con anterioridad expusieron ante declaraciones similares.

Expusieron que la Asamblea busca defender su “territorio contra los megaproyectos empresariales que buscan despojarnos de lo que aún nos pertenece como pueblo Maya”, resaltando las diversas “caras” de los mencionados intereses empresariales: “parques solares, parques eólicos, granjas de cerdos, turismo verde, cultivos transgénicos”, y el propio Tren Maya, emblema de la administración encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Todos ellos han deforestado –y lo siguen haciendo– miles de hectáreas de selva, han saqueado y privatizado y/o destruido los vestigios arqueológicos de nuestra cultura y han acumulado concesiones inmensas de agua del subsuelo”, afirmó la Asamblea.

Reiteraron los riesgos ambientales y peligros hacia las futuras generaciones por la implementación de dichos megaproyectos; así como el “panorama macabro y lleno de horror” de múltiples asesinatos y desapariciones de activistas defensores de la tierra, el agua y el territorio mexicano durante la Cuarta Transformación (4T).

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal acusó al Gobierno Federal de racista y promotor de la violencia contra los indígenas; sobre todo ante la acusación de ser denominados “grupo de ultraderecha”.

Ante este señalamiento, la Asamblea indicó que la única presencia de grupos de ultraderecha es la complicidad entre entre “los gobiernos estatal [del panista Mauricio Villa] y municipales [como el del panista Renán Barrera en Mérida] con el Gobierno Federal mexicano”.

Responsabilizaron al Presidente López Obrador y a Jiménez Pons ante cualquier tipo de amenaza, percance o daño física que pudiera ocurrir en su contra.

Finalmente, exigieron la cancelación del Tren Maya “porque es un proyecto mal concebido, mal diseñado, mal ejecutado –técnica, política, socialmente–, corrupto, corruptor y transgresor de los convenios internacionales contra el etnocidio”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas