El Gobierno interino de Jeanine Áñez acusó formalmente el pasado viernes a Morales de delitos como terrorismo y sedición con base en “pruebas” como un vídeo en el que se le atribuye una voz que incita a realizar bloqueos a ciudades bolivianas.

México, 27 nov (EFE).– El ex Presidente boliviano Evo Morales denunció este miércoles desde México que sufre una persecución de la Interpol a raíz de las acusaciones emitidas por el Gobierno interino de Bolivia, dirigido por Jeanine Áñez.

“Estoy buscado en el mundo por 10 delitos, entre ellos alzamiento armado”, expresó Morales en rueda de prensa en Ciudad de México, donde expuso un borrador de ficha azul de la Interpol fechado el 26 de noviembre en la que se pide información sobre su paradero a una decena de países.

Las fichas azules de la Interpol son notificaciones utilizadas para conseguir información sobre la identidad o paradero de personas que “presenten un interés para una investigación policial”, mientras que las fichas rojas buscan la detención o arresto a fin de lograr una extradición.

El Gobierno de Áñez acusó formalmente el pasado viernes a Morales de delitos como terrorismo y sedición con base en “pruebas” como un vídeo en el que se le atribuye una voz que incita a realizar bloqueos a ciudades bolivianas.

Según Morales, la ficha de la Interpol busca información suya en México, país al que llegó asilado el 12 de noviembre, así como Uruguay, Colombia, Paraguay, Argentina y Venezuela, entre otros países.

Morales ha mostrado más de una vez su intención de viajar a Argentina, por su proximidad con Bolivia, ya que el Presidente electo Alberto Fernández le ofreció asilo.

“Es una lucha ideológica de clases. Estoy buscado en estos países por estos cargos, seguramente no me perdonan”, expresó Morales, quien reivindicó sus políticas izquierdistas en favor de los desfavorecidos.

“Dentro del sistema capitalista, los movimientos sociales somos terroristas”, reprochó el exmandatario, quien insistió en que durante su Gobierno no hubo “ni un muerto a bala”, mientras que tras su renuncia, el pasado 10 de noviembre, han fallecido 32 personas en manos de las fuerzas armadas.

Morales dijo que las próximas elecciones bolivianas no serán “libres y transparentes” si él y el que fuera su Vicepresidente, Álvaro García Linera, no pueden estar en Bolivia.

“Tenemos derecho a participar en las elecciones y organizarnos. Ahora, por instrucción de Estados Unidos, no quieren que Evo vuelva a Bolivia. No son elecciones libres y transparentes, no permitir que vuelvan Evo y Álvaro”, expresó.

Asimismo, volvió a asegurar que no hubo fraude en las elecciones del 20 de octubre, en las que fue reelegido para un cuarto mandato, y expresó que ha contactado con el equipo del Papa Francisco para que el Vaticano se sume a la Comisión de la Verdad que debe aclarar lo que ocurrió en esos comicios.

Morales abandonó Bolivia el pasado 11 de noviembre después de que las Fuerzas Armadas le forzaran a dejar el cargo por la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) que señalaba “graves irregularidades” en las elecciones del 20 de octubre.

La renuncia de Morales ha sido calificada como “golpe de Estado” por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos.

Otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Áñez, mientras que parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.

Manifestantes a favor del ex Presidente boliviano Evo Morales se protegen de las nubes de gas lacrimógeno lanzado por la policía, en La Paz, Bolivia, el 15 de noviembre de 2019. Foto: Natacha Pisarenko, AP

PLANTEAN CANDIDATURA ÚNICA EN BOLIVIA

Líderes cívicos que protagonizaron protestas masivas contra Evo Morales y algunos opositores con bajo apoyo electoral comenzaron este martes a lanzar mensajes para una candidatura única, hacia las elecciones que se esperan para comienzos de año en Bolivia.

LOS LÍDERES CÍVICOS

La oposición fue dividida en ocho candidaturas en la pasada cita electoral contra el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, hasta el punto de que solo tres de esas opciones opositoras lograron el mínimo del 3 por ciento necesario para mantener la personalidad jurídica como organizaciones políticas.

Los líderes de los comités cívicos de las regiones de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y Potosí, Marco Antonio Pumari, participaron juntos en esta jornada en una marcha por la paz y la democracia.

Camacho, especialmente, y Pumari llevaron a miles de seguidores desde distintas partes del país hasta La Paz en días posteriores a los pasados comicios, en marchas para denunciar un supuesto fraude electoral a favor de Evo Morales.

Manifestantes a favor del ex Presidente boliviano Evo Morales se protegen de las nubes de gas lacrimógeno lanzado por la policía, en La Paz, Bolivia. Foto: Natacha Pisarenko, AP

“Si se llegara a formar un frente único y hay consenso de la población, sin duda que vamos a ir”, dijo Camacho a los medios en Potosí sobre un hipotética candidatura única de la oposición.

“No queremos ir a perjudicar, no queremos dividir el voto”, manifestó el líder del comité cívico de la mayor región de Bolivia, al que algunos medios internacionales han comparado con Jair Bolsonaro en Brasil por discursos populistas en los que repite mensajes con referencias a Dios.

Por ello, reiteró que “sería lo mejor una sola candidatura”, para superar la “falta grande madurez” que a su entender evidenció la oposición al ir dividida a la anterior cita con las urnas.

La policía y las Fuerzas Armadas realizaron por la mañana un operativo con un convoy de autos cisternas para transportar combustible hasta La Paz desde la planta de gas en el barrio de Senkata. Foto: Natacha Pisarenko, AP

ALGUNOS OPOSITORES

Frente a las sedes del Gobierno y el Parlamento bolivianos en La Paz se pronunció también el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, que como candidato por Unión Cívica Solidaridad tuvo solo un 0.41 por ciento de votos el 20 de octubre.

Víctor Hugo Cárdenas, un veterano político que fue vicepresidente del país entre 1993 y 1997, se sumó a la posibilidad planteada por los líderes cívicos de un frente único, incluso con Camacho y Pumari de posibles candidatos.

La policía bloquea la carretera que conecta Sacaba y Cochabamba para evitar que los partidarios del ex Presidente Evo Morales lleguen a Cochabamba, Bolivia, el sábado 16 de noviembre de 2019. Foto: Juan Karita, AP

“Han logrado la mayor concentración de unidad”, con las protestas contra Morales, declaró a los medios, tras reconocer que “pasó ese momento” de volver a ser candidato.

El candidato opositor que quedó por detrás del MAS, el ex Presidente Carlos Mesa al frente de la alianza Comunidad Ciudadana, aún no se ha pronunciado.

Quien sí lo hizo es el pastor presbiteriano de origen coreano Chi Hyun Chung, que fue tercero por el Partido Demócrata Cristiano, y ha comentado en varios medios su intención de volver a presentarse.

Un productor de hoja de coca se arrodilla sosteniendo una biblia con los brazos abiertos pidiéndole a la policía que abra el camino para que una marcha de los partidarios del ex Presidente Evo Morales pueda continuar a Cochabamba, Bolivia, el sábado 16 de noviembre de 2019. Foto: Juan Karita, AP

El Parlamento boliviano tramita el reglamento necesario para nombrar un nuevo órgano electoral, después de que el que gestionó la votación del 20 de octubre fuera procesado por supuesto fraude.

Ese nuevo órgano electoral debe convocar los comicios, a la mayor brevedad posible en un máximo de 120 días desde que comience su gestión.