El Banco Sabadell está analizando la opción de desprenderse de su negocio en México, luego de que tuvo una ruptura en las negociaciones de una fusión con BBVA; el banco catalán dejó en claro que ha decidido continuar sus inversiones en solitario, pero con prioridades al mercado doméstico.

Barcelona, España, 27 de noviembre (EFE).- Banco Sabadell sopesa la opción de desprenderse de su negocio en México tras la ruptura de las negociaciones de fusión con el BBVA, que han puesto sobre la mesa también la posibilidad de una desinversión de TSB, su filial británica.

Tras conocerse el final de los contactos con BBVA, el banco catalán ha dejado claro este viernes que se propone seguir en solitario, pero que dará prioridad al mercado doméstico.

Ante esto, el negocio en el extranjero quedaría así en un segundo plano, según fuentes conocedoras de la nueva hoja de ruta que diseña la entidad.

En esta línea, estas fuentes apuntan que estaría sobre la mesa la opción de una desinversión del negocio en México, donde el banco está centrado principalmente en empresas, aunque también opera con particulares a través de un modelo de banca móvil.

Según los últimos datos disponibles, los correspondientes al tercer trimestre de 2020, el Sabadell registró en México un beneficio neto de 14 millones, y sumaba una inversión crediticia viva de 3 mil 543 millones hasta septiembre, así como recursos de clientes en balance por valor de mil 629 millones.

El Sabadell llegó a México en 1991, con una sucursal representativa en Ciudad de México, y desde agosto de 2015 tiene licencia para operar como institución de banca múltiple.

Además de estar asentado en la capital mexicana, el Sabadell tiene centros de empresa en otras zonas del país como Cancún, Culiacán, Guadajalara, León, Monterrey o Mérida.