LVMH y Tiffany anunciaron en 2019 un acuerdo por el que la compañía gala se haría de la cadena estadounidense de joyerías. La crisis provocada por la pandemia llevó a la francesa a buscar una rebaja en el precio de 135 dólares por acción pactado originalmente y, finalmente, acordaron reducir a 131.50 dólares.

“La compañía llevará a cabo la reunión especial en un formato de reunión virtual”, advirtió la empresa.

Nueva York, 27 de noviembre (Europa Press).- Tiffany celebrará de manera telemática una junta general extraordinaria de accionistas el próximo 30 de diciembre para someter a la consideración de los propietarios de la cadena de joyerías el nuevo acuerdo de venta alcanzado con el grupo francés Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH), que implica una rebaja del 2.6 por ciento en el precio pactado inicialmente, hasta unos 15 mil 700 millones de dólares.

En noviembre de 2019, LVMH y Tiffany anunciaron un acuerdo por el que la compañía gala se haría con la propiedad de la cadena estadounidense de joyerías por 16 mil 200 millones de dólares, pero el impacto de la crisis provocada por la pandemia llevó a la francesa a buscar una rebaja en el precio de 135 dólares por acción pactado originalmente y que el pasado mes de octubre, ante la posibilidad de acabar dirimiendo el caso en los tribunales, las empresas acordaron reducir a 131.50 dólares.

“Debido a preocupaciones de salud pública en torno a la COVID-19 y para priorizar la salud y el bienestar de sus empleados, accionistas y otros miembros de la comunidad, la compañía llevará a cabo la reunión especial en un formato de reunión virtual. No podrá asistir físicamente a la reunión”, advirtió la empresa.

Tiffany obtuvo un beneficio neto de 119 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal, que ocupa los meses de agosto a octubre, lo que supone un incremento del 51.8 por ciento en comparación con el resultado del mismo periodo de 2019, gracias al fuerte crecimiento de las ventas en China y a través de canales telemáticos.

De este modo, en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, Tiffany logró un beneficio neto de 86.3 millones de dólares, un 74.6 por ciento menos que el beneficio contabilizado un año antes.