A partir de este viernes 27 y hasta el próximo domingo 29,  las alcaldías  Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Milpa Alta y Venustiano Carranza implementarán la ley seca.

Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).- El Gobierno de la Ciudad de México canceló la venta de bebidas embriagantes en varias alcaldías, a fin de desalentar a los ciudadanos a realizar fiestas y reuniones, a fin de disminuir el riesgo de contagios por coronavirus.

De acuerdo con el Gobierno capitalino, a partir de este viernes 27 y hasta el próximo domingo 29,  las alcaldías  Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Milpa Alta y Venustiano Carranza implementarán ley seca.

Con excepción de los restaurantes, la medida aplicará para tiendas de abarrotes, supermercados, tiendas de autoservicio y departamentales.

El programa también prevé otras medidas restrictivas sobre todo para establecimientos debido a que se espera una segunda ola de contagios en la Ciudad de México, en incluso en todo el territorio nacional.

LA CDMX EN NARANJA

La Ciudad de México sigue en Semáforo Naranja, pero está “en Alerta al límite” del Semáforo Rojo, informó este viernes, Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

“Estamos igual que la semana pasada en Semáforo Naranja con una Alerta que le llamamos ‘al límite’ del Semáforo Rojo”, dijo.

Del pasado 19 de noviembre al 26 de noviembre, la capital del país pasó de una ocupación de camas de hospital de tres mil 427 a tres mil 632. Eso es que la ocupación hospitalaria creció de 29 a 52 por ciento, explicó la funcionaria local.

“En el caso de la Ciudad de México estamos en tres mil 632 hospitalizaciones, de las cuales dos mil 746 son en camas generales y 886 personas que en este momento se encuentran intubadas. Y es un aumento de 205 camas en los últimos siete días”, explicó en su conferencia de prensa virtual.

Dijo que se encuentra en el 52 por ciento de ocupación hospitalaria, al 56 por ciento de camas generales y al 43 por ciento de camas con intubación. Con ello, reconoció nuevamente que ha crecido el número de hospitalizaciones.

La Ciudad de México, subrayó, ha aumentado el promedio diario de pruebas a siete mil 941, desde el 20 de noviembre pasado. Comentó que este incremento se debe a las pruebas de antígeno que se realizan en lugares de mayor afluencia y añadió que en los días que se han realizado más diagnósticos la cifra casi llegó a 10 mil.

A pesar de estas cifras, las pruebas aumentarán al doble a partir del lunes 30 de noviembre. Por lo que se estima que se harán entre 19 mil y 20 mil diagnósticos al día. Desde la siguiente semana, las pruebas de antígeno estarán disponibles en 200 sitios de toma de muestra, entre 117 centros de salud, 57 kioskos de salud en colonias y 26 macro kioskos.

“Es importante resaltar que las personas están respondiendo positivamente a sus pruebas. Estamos haciendo llamadas para avisar, y en menos del uno por ciento no estaban en sus casas. Es decir, de mil 250 llamadas, solamente dos personas se encontraban fuera de su domicilio”, aclaró.