El ISEM confirmó un total de 15.45 por ciento en índice de positividad; las personas con la enfermedad COVID-19, se encuentran bajo aislamiento preventivo

Ciudad de México, 27 de diciembre (SinEmbargo).- Las autoridades de salud del Estado de México, instalaron 21 módulos de pruebas rápidas para detectar la COVID-19 en 18 municipios de la región.

De acuerdo con el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), estos módulos son áreas controladas, seguras y que garantizan resultados en solo unos minutos.

Los módulos están ubicados en los municipios de Rayón, Tultitlán, Ixtlahuaca, Metepec, Tejupilco, Jilotepec, Atizapán de Zaragoza, Acolman, Ecatepec (cuenta con tres módulos), Amecameca, Valle de Bravo, Tenancingo, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Naucalpan, Zumpango, Atlacomulco y Lerma.

Por otra parte, el Gobierno del Estado de México informó que en las últimas semanas se han realizado 53 mil 275 pruebas de detección rápida al COVID-19, a igual número de mexiquenses, lo que permite aislar a tiempo a la población con esta enfermedad y reducir la propagación de contagios.

A través de un comunicado el Jefe del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del ISEM, Uriel Rivas Díaz, señaló que del total de análisis, el 15.45 por ciento de las aplicaciones han dado positivo a COVID-19.

Este tipo de prueba se realiza con un hisopado nasal, es decir, una toma de células de las fosas nasales o del área nasofaríngea que se recogen mediante un bastoncillo llamado hisopo, el cual se coloca durante 10 o 15 segundos, sin generar ardor o dolor agudo y que permite detectar proteínas específicas del virus, llamadas comúnmente como antígenos.

De acuerdo con las autoridades de salud, se proporciona la Línea COVID-19 Edomex 800 900 32 00, que atiende las 24 horas y en las redes sociales oficiales de la.