Ciudad de México, 28 de enero (SinEmbargo).- El Instituto Nacional Electoral (INE) presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional contra el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

“La drástica reducción presupuestal determinada por el Legislativo impide que el INE, de forma independiente y autónoma, participe en la organización de los procesos electorales que se realizarán este año en Baja California, Durango, Aguascalientes, Quintana Roo y Tamaulipas, con lo cual se vulnera el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de la ciudadanía en esas entidades; expida millones de credenciales para votar gratuitamente; fiscalice los recursos de los partidos políticos y las candidaturas; monitoree las transmisiones de radio y televisión, o bien, que cumpla con otras obligaciones constitucionales y legales” publicó el Instituto el pasado 23 de enero por medio de un comunicado.

El INE se sumó a los cuatro órganos autónomos que han pedido a la Suprema Corte que el tope de 1.7 millones de pesos, el actual sueldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, no sea aplicado y se evite la reducción de 71 millones de pesos en su presupuesto para 2020.

“En el decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación no hay una sola explicación ni fundamentación al recorte impuesto al INE, sino que el monto se remite a un anexo”, explica el instituto en el documento.

El INE considera que la reducción presupuestaria no puede realizarse sin justificación y que impida el ejercicio de las funciones del instituto.

PROYECTOS SUSPENDIDOS

El pasado 4 de diciembre, el INE anunció que debido al recorte presupuestal, se vería obligado a postergar el arranque del proceso electoral y se cancelarán, al menos, siete proyectos.

El recorte de 1.071.5 millones de pesos, aprobado por la Cámara de Diputados provocó que el INE posponga y cancele proyectos para el 2020.

“A pesar de que los ajustes generan complicaciones para la operación, el Instituto hará el mayor esfuerzo para garantizar el ejercicio pleno de los derechos político-electorales de la ciudadanía”, dijo el consejero del INE, Benito Nacif.

Algunos de los proyectos suspendidos son la renovación de equipo y software del Sistema Integral de Verificación y Monitoreo, la modernización del equipo y mobiliario de los Módulos de atención ciudadana, la cancelación de inversiones para renovar mobiliario y equipo de juntas distritales, reducción de las provisiones alimenticias para personal del INE que realizan actividades extra en días inhábiles, así como la cancelación de talleres regionales para medios de comunicación, entre otros.