El plan energético incluiría 137 proyectos, con un valor de alrededor de 100 mil millones de dólares. Se presentaría a a finales de febrero, adelantó Alfonso Romo.

Ciudad de México, 28 de enero (SinEmbargo).- El Gobierno federal abrió la puerta al retorno de las asociaciones estratégicas, o farmouts, en el próximo plan de infraestructura energética.

De acuerdo con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, a la par se realizarían “contratos especiales” para la exploración y producción de crudo en el país.

“Probablemente van a ser muy poquitos farmouts porque ahorita le vamos a dar prioridad a Pemex”, señaló Romo durante el Foro Energy México Oil, Gas & Power.

Sin embargo, el funcionario aclaró que la participación de privados se realizará en casos donde Petróleos Mexicanos (Pemex) no cuente con el dinero suficiente para invertir.

“Lo que es importante es que sepa el sector privado en qué sí y en que no”, añadió.

Sobre los contratos especiales, Romo dijo que estos se impulsarán cuando no se posean los recursos necesarios para invertir y bajo una fórmula “donde gane Pemex”.

Por otro lado, Romo informó que ha sostenido reuniones con la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, para tratar el tema.

Aunque aseguró que la respuesta ha sido “extraordinariamente positiva”.

EL PLAN ENERGÉTICO

El funcionario federal adelantó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador les solicitó un plan de inversiones en el sector energético.

Dijo que dentro del proyecto habría 137 proyectos, con un valor de alrededor de 100 mil millones de dólares.

Se espera que dicho plan se presente a finales de febrero.

Romo adelantó que la iniciativa privada también podría participar en la modernización de las seis refinerías, como parte complementaria de la inversión.

“La refinería es del Estado y se abre la posibilidad, en caso que no haya recursos, de llegar a un acuerdo con las refinerías y con el sector privado para modernizarlas; pero esos detalles ya los vemos más adelante”, puntualizó.

“El objetivo es dar certidumbre a la inversión, certidumbre legal y normativa, y eso es lo que vamos a trabajar. No vamos a parar nada que afecte el crecimiento del país”, finalizó Romo.