La mejor pregunta hecha ayer por los reporteros sobre el caso de Elba Esther Gordillo Morales fue: “¿Entonces se hizo millonaria en dos meses?”.

La interrogación fue dirigida a Ernesto Cordero Arroyo, quien fuera el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, y quien quiso salir al paso de las críticas que cuestionan por qué el sexenio calderonista no hizo nada para detener las acciones de corrupción de la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), si era tan evidentes a los ojos de todos.

Cordero Arroyo, quien ahora lidera la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República, argumentó antes que en el sexenio pasado no se detectaron malos manejos en las cuentas del SNTE, dirigido por “La Maestra” Gordillo Morales.

“Pues no [no se le encontró nada], y como lo dijo el Procurador con mucha claridad: lo que detonó toda esta investigación fue una observación relevante como se denomina en la regulación bancaria en dic de 2012 y de ahí se inicia la investigación”, dijo Cordero, ex aspirante presidencial y quien es además como el líder del grupo calderonista en el PAN.

–¿Entonces se hizo millonaria en dos meses? –preguntaron los reporteros.

–No. La investigación se detona con una observación que surge en diciembre de 2012 –insistió el senador.

También negó que durante el mandato de Calderón se haya “perdonado” a la lideresa sindical.

“No. Creo que de ninguna manera nadie estuvo por encima de la ley. Deberíamos completar esa pregunta con decir si no se la perdonó el Presidente Salinas, no se la perdonó el Presidente Zedillo, no se la perdonó el Presidente Fox o el Presidente Calderón. Yo creo que no es así, yo creo que las cosas van madurando, se van haciendo las investigaciones cuando hay evidencia de las cosas y en este momento está así”, argumentó.

Sin embargo, horas después otro panista, el líder de los blanquiazules en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal García, desmintió a Cordero Arroyo

Gran parte de la información financiera que permitió la detención de la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo fue aportada por los funcionarios del gobierno del ex Presidente Felipe Calderón, dijo el político guanajuatense.

“El actual Secretario de Relaciones Exteriores [José Antonio Meade Kuribreña] fungió en el pasado gobierno como Secretario de Hacienda y estoy cierto que parte de las averiguaciones y de los datos que el día de ayer dio a conocer el Procurador Jesús Murillo Karam emanan de esa administración, del entonces Secretario de Hacienda, Meade”, explicó Luis Alberto Villarreal.

El coordinador panista en San Lázaro no dio más detalles sobre el tipo de información a la que se refería. Tampoco pudo explicar por qué la pasada administración no actuó contra los líderes sindicales corruptos. Lo único que admitió, de cara a la prensa, es que el PAN “pagó caro” ante la ciudadanía la falta de acción del gobierno del ex Presidente Calderón, para proceder judicialmente contra la corrupción sindical.

“El PAN no cumplió quizá con la expectativa que en su momento el pueblo de México tenía, y quizá también por ello es que el pasado julio de 2012, pues no nos renovaron su confianza en las urnas”, aceptó.

Más comprometido que su colega Cordero Arroyo añadió: “Lamento muchísimo que esta sea la percepción de los ciudadanos, y ya lo ha dicho el líder nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, habremos de hacernos cargo, sin repartición de culpas, pero también sin ser ajenos a la realidad”.

El senador Ernesto Cordero no pudo, o no quiso, hacer frente a esa realidad que es contundente: tanto el sexenio panista de Vicente Fox Quesada como el de Felipe Calderón Hinojosa hicieron a Elba Esther Gordillo su aliada en las urnas y, luego, en el gobierno.

Por el abundante “pago” de esas deudas con “La Maestra” es que pululan los reclamos y las críticas.

El martes pasado, día en que se difundió la captura y arresto de Gordillo, el politólogo José Antonio Crespo Mendoza dijo a SinEmbargo que la detención por presunta malversación de fondos de la lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) dejó en “absoluto ridículo” a las administraciones panistas.

“Es paradójico pero esperábamos que fuera el Partido Acción Nacional el que la detuviera, así lo ofreció el PAN, lo ofreció Fox al decir que caerían los peces gordos, no hubo nada, esta decisión deja al PAN mal parado, fue su favorita, su aliada, tuvo el poder que nunca había tenido bajo los gobiernos del PRI, ya se sabía de su corrupción”, expresó Crespo Mendoza.