El acuerdo por el cual se abren los expedientes que tiene a su cargo el Archivo General de la Nación fue publicado este día en el Diario Oficial de la Federación. El mecanismo entrará en vigor a partir de mañana e incluirá todo aquel documento que incluya información sobre “violaciones de derechos humanos y persecuciones políticas vinculadas con movimientos sociales”.

Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que había firmado el decreto por el cual se abrirían todos los documentos que tuviera a su disposición el AGN, incluidos los que poseía el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Ciudad de México, 28 de febrero, (SinEmbargo).- El Gobierno federal publicó, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el acuerdo por el cual se instruye a todas las dependencias, incluidos los órganos desconcertados, a transferir la totalidad de documentos relacionados con “violaciones de derechos humanos y persecuciones políticas vinculadas con movimientos políticos y sociales, así como actos de corrupción” al Archivo General de la Nación (AGN).

Las dependencias federales, órganos administrativos desconcertados y entidades de la Administración Pública, deberán transferir los documentos al AGN, en un plazo no mayor a 30 días.

Además, el AGN deberá emitir los lineamientos para el resguardo, organización y conservación de los documentos recibidos.

La información que ahora estará en poder del AGN podrá ser consultado por cualquier interesado. El acuerdo entrará en vigor a partir de mañana.

Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que había firmado el decreto por el cual se abrirían todos los documentos que tuviera a su disposición el AGN, incluidos los que poseía el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Añadió que al arribar a la Presidencia, “vino el director del archivo general de la nación [y dijo] que no podía entrar a un apartado, a unas galeras que estaban vigiladas por el Cisen, que ya no existía. Me llamó la atención y se fue allá y se encontró que eran los expedientes políticos que estaban reservados”, explicó.

López Obrador precisó que el decreto incluye una documentación para la búsqueda, sin embargo adelantó que no todo lo que se dice en esos archivos es cierto.

“Les adelanto una cosa, no todo lo que se dice ahí es cierto. Eso se manejaba en función de los intereses del Estado. Hablo por otros y también por mí”, aseguró y recordó que ahí también está su expediente.

“Hay muchas cosas que no son ciertas, no porque sea el archivo del Cisen o de la Policía Federal de Seguridad, ya toda lo que se especifica ahí es cierto. No, inventaban cosas, fabricaban denuncias para que sobre todo cuando se trataba de considerados opositores al Estado”, añadió.

Y aseguró: “Yo cuando vi una parte, porque no tengo tiempo de estar revisando todo, pues dije: no, pues esto no es verdad”.

El pasado 19 de febrero, López Obrador anunció el decreto para liberar los archivos del Cisen y sostuvo que fue un aparato utilizado contra los opositores del sistema.

López Obrador lo dijo ese día cuando se le preguntó si ya pudo leer su propio archivo. Dijo que todavía no. El dirigente de izquierda ha sido en los últimos al menos 18 años un fuerte opositor de los presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El Cisen fue creado el 13 de febrero de 1989 con la desaparición de la Dirección de Investigación y Seguridad Nacional, que a su vez sucedió a la Dirección Federal de Seguridad.

-Con información de Efrén Flores.