El Gobierno de México confirmó el primer caso de coronavirus y afirmó que se está revisando otro posible caso en Sinaloa. El peso se convirtió en la moneda más depreciada de la canasta principal de cruces, por efectos de los contagios de la enfermedad.

Ciudad de México, 28 de febrero (SinEmbargo).- La expansión del coronavirus a países como Corea del Sur, Italia, Brasil y México, y la divulgación de datos económicos que confirmaron la contracción en la economía mexicana, llevaron al peso a vivir una de sus peores semanas, desde noviembre de 2016.

De acuerdo con Banco Base, el peso cerró febrero con una depreciación mensual del 4.06 por ciento o 76.4 centavos, con lo que cotizó en un promedio de 18.66. Sin embargo, la concentración de las pérdidas se dio en las últimas dos semanas del mes, justo cuando el coronavirus se extendió a países como Corea del Sur e Italia, y se confirmó el primer caso de contagio en México.

En las últimas dos semanas del mes, señaló la institución bancaria, la divisa mexicana retrocedió un 5.76 por ciento o 1.07 pesos, luego de alcanzar un mínimo de 18.5237, el 17 de febrero.

Tras ello, en la semana del 24 al 28 de febrero, el peso perdió un 3.78 por ciento, o 71.4 centavos. La caída fue la peor a nivel semanal desde noviembre de 2016.

En la sesión de hoy, el dólar interbancario cerró la jornada con una apreciación del 2.48 por ciento, por lo que cotizó en 19.8610 unidades. En las ventanillas de Bancomer, el billete verde se vendió en 19.99 unidades.

La depreciación del peso se debió principalmente a un incremento en la percepción de riesgo a nivel global por el brote de coronavirus y su expansión a países como Corea del Sur, Italia,  Estados Unidos, Canadá, Irán, Brasil y México.

A la par, la confirmación de casos en México, podría generar, en la siguientes semanas, medidas de contención que impactarían el crecimiento económico del país.

BOLSAS A LA BAJA

Mientras la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) acumularon un descenso semanal de poco más del 10 por ciento, cada una.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) hiló su quinta jornada de pérdidas, con lo que acumuló un retroceso del 7.76 por ciento semana, dicho registro fue el peor desde septiembre de 2011.

Al cierre de la sesión, el IPC  se colocó en las 41 mil 324.31 unidades, un retroceso 0.68 por ciento, equivalentes a mil 283.11 puntos.

Al interior del IPC, las pérdidas se concentraron en los grupos aeroportuarios, ante una posible disminución en el tráfico de pasajeros.

El índice FTSE de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) se coloca con bajas por el 2.68 por ciento, con una variación de -22.98 puntos, colocándose en las 834.0 unidades.

EFECTOS EN LA ECONOMÍA

Durante la semana, los contagios del coronavirus (COVID-19) fuera de China se elevaron a 54, principalmente en Corea del Sur, Japón, Italia y otros países de Europa. Al inicio de la semana, en Estados Unidos se advirtió la posibilidad de un brote severo en el país. El miércoles Brasil confirmó el primer caso de Latinoamérica del COVID-19.

Esta mañana el Gobierno de México confirmó el primer caso de coronavirus y afirmó que se está revisando otro posible caso en Sinaloa. Hugo Lopez-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que el Instituto de Enfermedades Respiratorias ya confirmó el primer caso en un paciente, de 35 años, que fue aislado. También que cinco miembros de su familia ya están en revisión.

Agregó que hay un segundo caso posible: está recluido en un hotel de Sinaloa; se está confirmado si está infectado. Esto está relacionado, dijo, a un mexicano que está en este momento en Italia confirmado con coronavirus. El Presidente López Obrador explicó que en el caso del crucero en Cozumel ya se confirmó que no hay contagio de coronavirus; que hay influenza. Todos los pasajeros fueron liberados.

Siller observó que, a nivel internacional, el impacto del COVID-19 será negativo, llevando la economía a crecer menos del 3 por ciento durante el 2020. Esto “no ha sucedido desde la gran recesión del 2009”, confirmó. “En Italia y en Japón es probable que sufran una recesión, pues ambas economías ya mostraban un desempeño negativo al cierre del 2019”, observó.

El tipo de cambio podría superar la barrera psicológica de 20 pesos por dólar.