A pesar de que por regla general las resoluciones emitidas por el Congreso durante un juicio político no pueden ser impugnadas mediante amparo, el Juez concedió una suspensión para evitar el arresto administrativo  de Zebadúa, debido a que la regla no es del todo clara al tratarse de un citatorio.

Ciudad de México, 28 febrero (SinEmbargo).-  Este viernes Emilio Zebadúa González, ex Oficial Mayor de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), tramitó un amparo  para impugnar el citatorio girado por la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, para comparecer como testigo en el juicio político contra Rosario Robles.

El oficio con carácter de urgente fue emitido por Pablo Gómez Álvarez, Presidente de dicho organismo, para citar a los testigos en el caso que se le sigue a la ex titular de la Sedesol, por un supuesto desvío de 5 mil 73 millones de pesos, en el cual se amaga con el uso de la fuerza pública para los que no acaten el citatorio.

Zebadúa, uno de los 23 testigos citados, presentó hoy ante el Juez Décimo Primero de Distrito en Materia Administrativa el amparo que impugna el documento.

A pesar de que por regla general las resoluciones emitidas por el Congreso durante un juicio político no pueden ser impugnadas mediante amparo, el Juez concedió una suspensión para evitar el arresto administrativo al ex funcionario, debido a que la regla no es del todo clara al tratarse de un citatorio.

Será hasta la próxima semana cuando el Juez resuelva si concede la suspensión provisional para que el ex Oficial no se presente a declarar.

El pasado mes de agosto Emilio Zebadúa obtuvo de un Juez federal una suspensión definitiva contra cualquier intento por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) para ejercer un procedimiento penal en su contra.

La suspensión provisional fue concedida gracias a un juicio de amparo promovido desde el pasado 19 de julio ante un Juez federal con sede en la ciudad de Tapachula, Chiapas.