Las autoridades buscan frenar la propagación especialmente en Gyeongsang del Norte y Daegu, donde se concentran la mayoría de los casos y epicentro del brote en el país, cuyo foco de infección es la secta cristiana Shincheonji.

Seúl, 29 feb (EFE).- Las autoridades de Corea del Sur informaron este sábado que han detectado 594 contagios adicionales del coronavirus de Wuhan, lo que eleva el total de casos detectados en el país a 2 mil 931, entre los que se han producido 16 muertes.

De los nuevos casos, 476 se sitúan en la ciudad de Daegu, a unos 300 kilómetros al sudeste de Seúl, y otros 60 en la provincia vecina de Gyeongsang del Norte, áreas donde se encuentra el foco vírico, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC).

Otras provincias y ciudades importantes del país también han registrado nuevos contagios, entre ellos 12 en la capital, Seúl, y otros 12 en la localidad de Busan.

Corea del Sur intensificó su programa de pruebas tras declarar el nivel de alerta máximo por virus ante el rápido aumento de casos.

Las autoridades buscan frenar la propagación especialmente en Gyeongsang del Norte y Daegu, donde se concentran la mayoría de los casos y epicentro del brote en el país, cuyo foco de infección es la secta cristiana Shincheonji.

Los expertos esperan que el número de casos confirmados siga en aumento en los próximos días a medida que las autoridades sanitarias evalúen a los más de 210 mil miembros de Shincheonji, a los que hay que sumar unos 65 mil aprendices del grupo.

El KCDC considera que la mayor parte de los contagios en torno a la secta se originaron en su sede de Daegu, donde a principios de febrero se celebraron misas multitudinarias en las que una seguidora de 61 años pudo actuar como agente “supercontagiador”.

La propagación del coronavirus SARS-CoV-2 en Corea del Sur había llevado hasta este sábado a más de 70 países a imponer restricciones o procedimientos de cuarentena más estrictos para las personas procedentes del país por temor a una propagación global mayor.