Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló esta noche que en México no hay una emergencia de salud y pidió que la gente no realice compras de pánico.

–Información en desarrollo. 

Ciudad de México, 28 de febrero (SinEmbargo).– Autoridades informaron esta noche que México podría enfrentar tres escenarios ante el coronavirus. En el primero, pocos casos, todos localizados. En el segundo, cientos de casos que serían más difíciles de rastrear. En el tercero, el avance y propagación de la epidemia.

“No hay una emergencia relacionada con la entrada de coronavirus a México. Revisamos el plan. No es una emergencia nacional, ni tampoco es una emergencia de salud”, dijo Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, desde el Palacio Nacional.

Las autoridades de salud informaron que ya son tres casos de coronavirus en el país. El caso más reciente forma parte del grupo de personas que llegó desde Italia.

Sobre ese tercer caso confirmado, José Luis Alomía Zegarra, Director General de Epidemiología, señaló que es un “hombre de 59 años; no es familiar de ninguna de los otros casos, es una de las personas compañeros de trabajo que en su momento viajaron juntos a esta convención en Italia”.

“Hemos prevenido tres escenarios de la epidemia. Son escenarios y no fases. Puede ser que nos quedemos en la primera. Escenario 1: importación. Ya la tuvimos. Hay uno o más casos que podrían estar asociados o ser independientes. En este caso son asociados. Es un grupo de vino de Italia; escenario 2: Después de haber propago el virus a partir de una persona que vino de otro país, la transmite de una persona a otra. Transmisión de humano a humano. Si se trasmite a más de una generación, hace más difícil el poder rastrear las cadenas de transmisión. Ahí tendríamos un conjunto de casos entre los cienes, centenas de casos; escenario 3: Avance de la epidemia. Cuando haya propagación en varias regiones del país. Ahí se vuelve más complicado interrumpir las cadenas”, expuso Hugo López-Gatell Ramírez. 

“Nunca hemos tenido el propósito de impedir la entrada del virus al país. La OMS recomendó que no se usen esfuerzos en frenar la entrada, sino que se mitigue el impacto que pueda tener una enfermedad y hacer más lenta la propagación”, agregó frente a periodistas.

“Se puede mantener a raya la propagación del virus. Podríamos tener éxito si logramos mantener los pequeños brotes. Vamos a mantener pequeños brotes que podrían bajar en número. El virus podría estar presente durante dos años. No garantizamos una cifra exacta. No es posible”, añadió. 

El funcionario también recomendó no realizar compras de pánico.

LOS DOS PRIMEROS CASOS

El Gobierno de Sinaloa, estado del noroeste de México, confirmó este viernes el segundo caso de coronavirus en el país, tras realizarle una segunda prueba a un paciente que estuvo en Italia con el hombre de Ciudad de México que fue el primer contagio conocido en el territorio.

“En Culiacán (capital del estado) hay un caso confirmado de COVID-19, se han seguido todos los protocolos de contención y no debería de pasar a mayores. Estemos pendientes”, escribió en Twitter el gobernador Quirino Ordaz tras una reunión con la Secretaría de Salud estatal.

El paciente de 41 años, originario del céntrico estado de Hidalgo, voló desde Ciudad de México a Culiacán, donde estuvo aislado en un hotel en el que se realizaban las dos pruebas confirmatorias.

En la misma red social, el secretario de Salud del estado, Efrén Encinas, afirmó tener “todo contenido y aislado” en coordinación con la Secretaría de Salud federal y estar preparado para “atender cualquier caso”.

“A cuidarnos. Seguimos con un caso de COVID-19 confirmado en Sinaloa, pero bien atendido y sin peligro de más contagios”, publicó el funcionario estatal.

Horas antes, cuando el caso apenas era sospechoso, el también médico había ofrecido una rueda de prensa en la que explicó que el paciente padecía una sintomatología leve, con un poco de fiebre y dolor de cabeza.

Precisó que este caso está relacionado con el caso positivo que se dio en Ciudad de México porque ambas personas estuvieron días antes en un congreso en el norte de Italia, al asegurar que esta persona estaba en Culiacán para dar una conferencia relacionada con su trabajo.

Durante la conferencia matutina del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, las autoridades federales confirmaron este viernes el primer caso de coronavirus del país, el segundo detectado en América Latina después del reportado en Brasil.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló que el positivo pertenece a un hombre de 35 años que está hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Ambos casos están relacionados con un mexicano residente en Bérgamo, en el norte de Italia, lugar donde se produjeron los contagios en la tercera semana de febrero.

El Gobierno mexicano prometió llevar a cabo una conferencia de prensa la noche del viernes para ofrecer más detalles técnicos de la enfermedad.

Aunque los funcionarios de salud han pedido evitar el pánico, recomiendan a la población lavarse las manos de manera constante, tapar su boca al toser o estornudar, evitar tocarse la cara y no saludar de abrazo o de beso a las personas desconocidas.

También han alertado por noticias falsas que se difunden por redes sociales, por lo que exhortan a solo hacer caso a fuentes oficiales.

–Con información de EFE.