El triunfo del Liverpool aprieta la lucha por Europa y se queda sexto con 43 puntos, a uno del Chelsea, que marcha quinto, y tres por delante del Everton.

Londres, 28 feb (EFE).- Tras cuatro derrotas seguidas, el Liverpool volvió a ganar en la Premier League al Sheffield United (0-2) con el guardameta español Adrián San Miguel de titular.

La baja del brasileño Alisson Becker por motivos personales, después de la muerte de su padre esta semana, hizo que Adrián San Miguel volviera a la portería y lo hizo sin encajar y haciendo alguna buena parada en la primera parte que evitó que el Liverpool se fuera perdiendo al descanso.

Porque los de Jürgen Klopp volvieron a dejar dudas contra el Sheffield United, el colista de la competición, y la primera parte pudo decantarse para cualquier lado. Roberto Firmino tuvo la más clara fallando un mano a mano y Mohamed Salah también rozó el gol.

Pero no fue hasta los segundos 45 minutos cuando el Liverpool descorchó el marcador. Una internada de Trent Alexander-Arnold acabó con un centro sobre la línea, con revisión del VAR para comprobar que no había salido la pelota, toque de Firmino en el primer palo y Curtis Jones apareció en segunda línea para marcar.

Con la ventaja en el marcador, el Liverpool recuperó la confianza y se hizo el dueño del encuentro. A Sadio Mané le anularon el segundo por fuera de juego claro y fue Firmino el que sentenció el encuentro. Tiró una pared en la frontal con el senegalés y, después de irse por velocidad de tres en un palmo de terreno, sacó un disparo mordido que se fue para la red.

El triunfo del Liverpool aprieta la lucha por Europa y se queda sexto con 43 puntos, a uno del Chelsea, que marcha quinto, y tres por delante del Everton. El Sheffield sigue como colista y lo tiene casi imposible para salvarse, ya que a falta de 12 jornadas están a 15 puntos de la salvación.