Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).– La organización Artículo 19 calificó como un atentado contra la democracia y el derecho a saber de la ciudadanía, las agresiones que sufrieron una reportera y un fotógrafo del diario Reforma el pasado martes por parte de policías auxiliares y funcionarios de la delegación Cuauhtémoc en el Distrito Federal cuando realizaban un reportaje.

El pasado 24 de marzo, los periodistas del periódico Reforma fueron agredidos cuando documentaban el almacenamiento de despensas en un centro deportivo y que presuntamente serían utilizadas para cuestiones electorales.

“Violentar el derecho a la información, con acciones que podrían influir en el ejercicio de los derechos electorales, es una afectación grave a la democracia pero además, se trata de un acto que a todas luces atenta contra la libertad de expresión y afecta la labor informativa de los periodistas y el medio de comunicación”, dijo Darío Ramírez, director de Artículo 19 en un comunicado.

La organización recuerda que el artículo 9 de la Ley del Secreto Profesional del Periodista en el Distrito Federal señala que los comunicadores tienen derecho a acceder “a todos los actos de interés público que se desarrollen en el seno de organismos públicos o a los de carácter público que se desarrollen por personal o entidades privadas”, por lo cual “no se podrá prohibir la presencia de un periodista en estos actos”.

“El servidor público que contravenga lo dispuesto en esta Ley será sancionado con pena de prisión de uno a seis años y de 30 a 300 días de multa sin menoscabo de lo que dispone la Ley Federal de Responsabilidades de Servidores Públicos”, señala el artículo 11 de la citada Ley.

A decir del periódico Reforma, en una nota informativa publicada el miércoles 25 de marzo, la agresión se registró el martes 24 de marzo, en las instalaciones del Deportivo Peñoles, que se localiza en la colonia Valle Gómez, donde las autoridades delegaciones mantenían bajo resguardo “miles de cajas blancas con alimentos”.

“Al documentar y fotografiar el hallazgo, María de la Paz Arcos, funcionaria de la Delegación que se identificó como encargada del lugar, arremetió junto con otros empleados contra la reportera y el fotógrafo del rotativo…El reportero gráfico fue golpeado y esposado por policías, y ambos fueron remitidos al Ministerio Público, donde permanecieron durante cinco horas por presunto allanamiento de morada pese a que el lugar es público”, señaló el diario.

De acuerdo con Artículo 19, durante 2013 y 2014 se documentó un total de 166 agresiones a la prensa del Distrito Federal, “lo que la ha convertido en una de las entidades con mayor número de ataques a la libertad de expresión en México”.

Lo anterior arroja un incremento del 70 por ciento de las agresiones, si se compara con los 98 ataques cometidos en el sexenio anterior (2006-2012), expuso la organización.

Artículo 19 llamó a las autoridades capitalinas a respetar y proteger el derecho a buscar, recopilar y difundir información sobre cualquier hecho de interés público, tal y como lo señala la Ley del Secreto Profesional del Periodista en el Distrito Federal, “por ningún motivo se justifica el uso de la fuerza contra periodistas, comunicadores o personas que recopilan información”.

También hizo un llamado al Gobierno del Distrito Federal para avanzar en las indagatorias de las agresiones en contra de la reportera y el fotógrafo de Reforma “sin prejuzgar sobre los móviles y agotar la línea relativa al ejercicio de la libertad de expresión”.