Los vaivenes de López Obrador sobre la crisis sanitaria que lleva 848 enfermos y 16 fallecidos relacionados con el COVID-19, según el último reporte del Gobierno federal.

Por Eduard Ribas i Admetlla

México, 28 mar (EFE).- Desde que la pandemia del coronavirus llegó hace justo un mes a México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha abrazado y besado a gente, se ha protegido con amuletos y ha pedido que se llenen los restaurantes, todo lo contrario de las recomendaciones sanitarias de su propio Gobierno.

Estos han sido los vaivenes de López Obrador sobre la crisis sanitaria que lleva 848 enfermos y 16 fallecidos relacionados con el COVID-19, según el último reporte del Gobierno federal.

4 de marzo

“Miren, lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar… Hay que abrazarse, no pasa nada”, expresó en una rueda de prensa cuando apenas había cinco enfermos de COVID-19 confirmados en México.

13 de marzo

“¿Para qué abrazarnos si puede haber algún problema? (Mejor abrazar) con la mente”, matizó cuando ya había 15 personas contagiadas.

14 de marzo

“No dejen de leer la novela de García Márquez, quizá su mejor obra, ‘El amor en los tiempos del cólera’, bálsamo para serenarnos”, respondió a quienes lo criticaron por abrazar a gente en su gira por el estado de Guerrero.

15 de marzo

“Tengo mucha fe de que vamos a sacar a nuestro querido México adelante. No nos van a hacer nada los infortunios y las pandemias”, dijo en otro mitin multitudinario en Guerrero.

16 de marzo

“Si hace falta, entonces, yo me hago la prueba del coronavirus”, aseguró en rueda de prensa tras volver de su gira.

18 de marzo

“El escudo protector es la honestidad. Eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”, expresó en una rueda de prensa en la que mostró un amuleto con la inscripción “Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo”.

19 de marzo

“Los mexicanos tenemos muchas defensas, muchas, muchas defensas. Se habla también de algún efecto del clima. El 21 ya entra la primavera, eso también ayuda”, expresó en una conferencia cuando ya había más de 100 infectados y el primer fallecido.

20 de marzo

“Me la quería comer a besos, pero no puedo por la sana distancia”, dijo sobre una niña que conoció en Oaxaca luego de haber sido criticado por besar la mejilla de otra menor en plena contingencia sanitaria.

21 de marzo

“Creo que haríamos mal si nos apanicamos, si nos detenemos y no hacemos nada”, expresó al revisar las obras de una carretera en el estado de Oaxaca.

22 de marzo

“Yo les voy a decir cuándo no salgan, pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica, pues sigan llevando a la familia a comer a los restaurantes, a las fondas”, expresó en un polémico vídeo que enfureció a la cantante Thalía.

23 de marzo

“Quiero hacer una propuesta sobre el saludo. Tocando el corazón”, dijo al expresar que no le gusta la forma de saludar con el codo.

24 de marzo

“Bajarle a la sal, al azúcar, desde luego bajarle al alcohol, nada de que (el coronavirus) se quita con tequila o con mezcal”, sostuvo tras anunciar que el país entró en la fase 2 de la pandemia con 367 enfermos y cuatro fallecidos.

25 de marzo

“¿Por qué no ir (a fondas)? Si no está prohibido”, aseguró a pesar de que varios estados recomendaron el cierre de restaurantes.

26 de marzo

“Los políticos no somos todólogos. Necesitamos de la asesoría de los especialistas para no cometer errores”, sostuvo en la cumbre telemática del G20 sobre la pandemia.

27 de marzo

“Hasta ahora hay una situación controlada, no hay ningún desbordamiento del coronavirus. (…) Esto obedece a las medidas que se han aplicado desde hace tres meses, les repito, antes que ningún otro país”, sentenció en rueda de prensa.

A través de un video compartido en su cuenta de Twitter, el mandatario hizo un llamado a redoblar “nuestra entrega, sacrificio y obediencia” para enfrentar la epidemia de coronavirus.

“Más que los hospitales, tenemos que cuidarnos nosotros mismos. […] Es el momento de la comunicación y la solidaridad familiar. […] Cuidemos de nuestros adultos mayores, les pido eso. […] Lo mismo cuidar a nuestros enfermos de diabetes, de hipertensión, los que tienen padecimientos renales, las mujeres embarazadas. […] Tenemos que estar en nuestras casas, tenemos que guardar la sana distancia”, dijo López Obrador en la grabación.