En un documento dirigido al multimillonario mexicano Carlos Slim Helú, presidente de Grupo Carso e Inbursa –un conglomerado que agrupa compañías de los sectores financiero, comercial, industrial, infraestructura, construcción y energía–, los campesinos que conforman un movimiento de 13 pueblos sostienen que mientras él dice que cancelar el NAIM frenará el desarrollo de todos, más del 60 por ciento de los mexicanos son pobres y difícilmente tienen para comer.

Ciudad de México, 28 de abril (SinEmbargo).- El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, Estado de México, aseguró que Carlos Slim Helú, el multimillonario mexicano y el hombre con la sexta fortuna más grande del mundo, defiende la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) porque lo único que que busca es hacerse más rico, debido a que sus empresas tienen inversiones importantes en dicho proyecto.

“Usted dice que con el aeropuerto se trata de crear trabajo. Habla de miles de empleos. Nosotros decimos que no es el capital el que crea al trabajo, sino el trabajo el que crea al capital. Legiones de obreros y asalariados a su servicio, lo han encumbrado hasta el tercer lugar en la lista de los hombres más ricos del planeta. Es usted la prueba viva de que es el trabajador el que crea la riqueza y no la riqueza al trabajador. Usted lo único que quiere es hacerse más rico con el aeropuerto, no nos venga con cuentos de que sólo quiere generar empleos”, afirmó el movimiento en una carta abierta.

En el documento dirigido al presidente de Grupo Carso e Inbursa, los campesinos mexiquenses sostienen que mientras él dice que cancelar el NAIM frenará el desarrollo de todos, más del 60 por ciento de los mexicanos son pobres y difícilmente tienen para comer.

“¿Usted piensa que ellos son viajeros frecuentes de avión? ¡A veces no tienen ni para un boleto del metro! Otro 30 por ciento lo constituye una clase media en franco proceso de seguir perdiendo lo que con trabajo y enmiendas del neoliberalismo, habían conseguido . ¿Usted creé que importan sus alimentos y ropa por transporte aéreo? Millones de mexicanos jamás han puesto un pie en el aeropuerto, y muy probablemente nunca lo hagan. Pero usted se burla y afirma que habrá ‘bienestar para cinco millones de habitantes’, que será ‘un paradigma detonador de desarrollo fantástico’, que ‘es sólo comparable con el canal de Panamá'”, cuestionan a Slim Helú.

Asimismo, el FPDT destacó que en el proyecto del nuevo aeropuerto hay más que corrupción, pues ahí golpearon y violaron a varias de sus compañeras, sin que hasta el momento se haya hecho justicia.

“¿Con todo su dinero puede usted pagar todo el daño que nos han hecho? ¿Puede con su dinero lograr la reparación de una vida segada? ¿Puede cotizar en su Inbursa el costo de reparación a una mujer violada, o un hijo arrebatado? ¿Quién ha invertido más, usted o nosotros?”, preguntan a Carlos Slim.

En la misiva, recuerdan que Carlos Salinas, ex Presidente de México, les dijo que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), llevaría al país al primer mundo, y comentaron que el único que lo logró fue Slim.

“En el torneo mundial de los ricachones, usted quiere regresar al primer lugar y para eso quiere su aeropuerto. Un aeropuerto que no será del y para el pueblo, sino para usted y sus semejantes”, destacó el Frente de Pueblos.

¿QUÉ ES EL FPDT?

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra se constituyó en 2001, luego de que el entonces Presidente Vicente Fox Quesada emitiera 13 decretos expropiatorios de 5 mil 400 hectáreas y 171 viviendas que habrían de ser reubicadas, para construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Desde entonces esa organización, conformada por 13 pueblos mexiquenses se ha opuesto a un nuevo aeropuerto y a lo que ellos califican como un despojo de tierras.

La crisis más fuerte del movimiento se dio entre el 3 y 4 de mayo de 2006, cuando un operativo policiaco tomó por asalto al municipio de San Salvador Atenco, Estado de México, entidad que entonces gobernaba el priista Enrique Peña Nieto. En ese operativo participaron cerca de 3 mil elementos de la Policía Federal y de la entonces Agencia de Seguridad Estatal. Los uniformados intervinieron luego de que un primer grupo de policías estatales reprimieran una manifestación del FPDT y los atenquenses retuvieran a algunos de los agentes.

Esa incursión dejó un saldo de dos personas asesinadas: Alexis Benhumea [estudiante de la Facultad de Economía de la UNAM quien recibiera una granada de gas lacrimógeno en el rostro] y Javier Cortés Santiago [adolescente de 14 años alcanzado por un disparo de la Policía Estatal]. También se registró un sinnúmero de manifestantes y policías heridos, personas extranjeras expulsadas y 207 detenidos en los que se encontraban 47 mujeres, de las cuales 26 denunciaron haber sido víctimas de violencia sexual, física y psicológica por parte de elementos de las policías federal y del propio Edomex.

SLIM DEFIENDE EL NAIM

El pasado 16 de abril, Slim ofreció una larga conferencia a los medios de comunicación para defender la construcción del NAIM bajo diversos argumentos, entre los que destacó la transformación de la vida de unos cinco millones de mexicanos que viven en sus alrededores y que, además, están en la zona “más degradada” de la Ciudad de México, por lo que elevarían su estatus a una clase media.

“Quiero integrar las partes esenciales del NAIM y sus efectos, en especial los millones de personas que viven alrededor. Con este proyecto se detona el desarrollo acelerado de toda el área metropolitana”, indicó Carlos Slim esa ocasión, acompañado de Arturo Elías Ayub.

A la pregunta de si no está de acuerdo con el candidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, y espera convencerlo de la construcción de la obra, el empresario respondió que no, porque él es un candidato, y el proyecto lleva muchos años en estudio.

“Esta es una decisión que se tomó desde el Gobierno del Presidente (Vicente) Fox, ahorita no veo por qué se discute. Suspender el NAIM es suspender el crecimiento del país, yo veo tantas cosas buenas (en el proyecto). Ahora que si hay problemas de deshonestidad, pues que se castigue”, precisó.

A su vez, el también dueño de las empresas Teléfonos de México (Telmex) y América Móvil, se refirió a la “propuesta alterna” al NAIM, que es el que propone el tabasqueño, pero insistió en que el proyecto lanzado por el Presidente Enrique Peña Nieto es la mayor obra que ha visto en su vida, y se construirá en 13 mil hectáreas, que son cuarenta y tantas veces Central Park, en Manhattan.

“No cabe duda, en mi opinión, que será un detonador del área oriente, el área más marginada de la Ciudad de México”, y esta es la oportunidad de que trabajen cerca, que se amplíen las actividades económicas, etcétera, dijo.

El hombre más rico de México dijo que la construcción del NAIM es sobre la inversión que se va a tener y cómo va a beneficiar. Habló acerca de los 60 mil millones de sueldos y salarios que tendrá la obra y que beneficiará al país.