México

Coordinadores del PRI, PAN y PRD rechazan eliminar a los pluris y cambios en el INE

28/04/2022 - 2:41 pm

La reforma, que deberá aprobarse por dos tercios del Congreso por ser constitucional, causa controversia porque desaparece al INE, antes Instituto Federal Electoral (IFE), que surgió en los 90 como órgano autónomo para quitar el control de las elecciones a los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ciudad de México, 28 de abril (SinEmbargo/EFE).– Los coordinadores parlamentarios de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) rechazaron la propuesta de Reforma Electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador en lo que se refiere a la desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) y la eliminación de los legisladores plurinominales.

En conferencia de prensa advirtieron que tampoco apoyarán la posibilidad de un periodo extraordinario para discutir la iniciativa y anunciaron que presentarán por separado sus propuestas de Reforma Electoral antes del inicio del próximo periodo ordinario de sesiones, en septiembre próximo.

El coordinador del PRI, Rubén Moreira, dijo que si bien es necesario analizar a fondo la iniciativa presidencial, hay algunas cosas a las que no les ven futuro. Afirmó que nadie puede quejarse del Instituto Nacional Electoral, porque ha dado resultados, y aquellos que se encuentran inconformes cuentan con el Tribunal Electoral.

“Nosotros estamos conformes con el Instituto, no vemos peligro con el Instituto, parece que el peligro lo ven ellos”, señaló.

Por su parte, el coordinador de la bancada de Acción Nacional, Jorge Romero, informó que aunque forman parte de una coalición legislativa, PAN, PRI y PRD presentarán sus propuestas de reforma electoral por separado, aunque no descartó que al final éstas puedan converger.

Esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviaría al Congreso la iniciativa de Reforma Electoral, cuyo propósito, dijo, es acabar “con los fraudes electorales” en México; no obstante, las reacciones a favor y en contra de dicha propuesta no se hicieron esperar.

La reforma de López Obrador, que modificaría 18 artículos de la Constitución, crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas para sustituir al Instituto Nacional Electoral (INE), y federalizaría las elecciones para desaparecer los órganos electorales autónomos de los 32 estados, entre otras cosas.

Entre las divididas opiniones, se encuentra la del dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, quien aseguró en un video compartido en sus redes sociales que la reforma presentada hoy por el mandatario federal “no va a pasar”, puesto que la considera “regresiva, retrógrada y antidemocrática”.

“No va a pasar, no va a desaparecer al INE, no nos va a poner contra la pared. No es verdad lo que dicen de que con esto lo que se quiere es construir la verdadera democracia. Ya conquistamos la democracia, Presidente. Usted llegó a la Presidencia gracias a las instituciones que creamos nosotros como PRD y que creamos junto con otros cuando logramos la reforma de 1996. Si no, no hubiera llegado usted ahí, se lo puedo asegurar”, refirió.

Zambrano señaló que para acabar “con la venta de votos” hay que desparecer “al ejército electoral privado a su servicio que son los servidores de la Nación”, quienes, advirtió, “están usando los programas para su propio beneficio y el de Morena”.

Por su parte, los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) compartieron en Twitter un mensaje en el que aseguraron que analizarán la iniciativa, pero señalaron que no permitirán “ninguna reforma que represente un retroceso y ponga en riesgo la democracia”.

Asimismo, adelantaron que presentarán una iniciativa propia en materia electoral que busque “fortalecer instituciones y mirar hacia adelante”.

Asimismo, el coordinador del PAN, Jorge Romero Herrera, al igual que los legisladores, reiteró que su partido “no permitirá ninguna reforma que represente un retroceso y ponga en riesgo la democracia”.

A su vez, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) mostró su apoyo hacia el INE y comentó que el órgano electoral ha logrado tres alternancias en paz, por lo que “es y debe seguir siendo garante de la imparcialidad electoral en el país”.

La Diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Cynthia López Castro, expuso tres riesgos de la Reforma Electoral: en primer lugar, consideró que eliminar financiamiento público a partidos es abrir la puerta a dinero ilícito; además, dijo que elegir a consejeros y magistrados representarán cuotas de los partidos más votados, y por último, indicó que ya se dificultaría la representación de las minorías políticas.

Hasta el momento, ni la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ni de Movimiento Ciudadano (MC) se han manifestado al respecto.

APOYAN REFORMA EBRARD, JESÚS RAMÍREZ Y MIER 

Mientras tanto, la iniciativa tampoco fue bien vista por el expresidente Vicente Fox Quesada (2000-2006), quien expresó su hartazgo “de los torpes ahorros” de López Obrador, por lo que le pidió “dejarse de cuentos y ponerse a gobernar”.

“Ahora quieres joder al INE. ¡Déjate de cuentos y ponte a gobernar para eso te pagamos y mucho! Te llevas en un mes lo que un trabajador gana en 24 meses. ¿Te parece justo? ¿Por no hacer nada?”, escribió en su cuenta de Twitter.

En tanto, el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, defendió la reforma del Presidente López Obrador al destacar que su propósito es “desterrar los fraudes electorales, reducir recursos de los partidos y del INE, así como de elegir a la autoridad electoral mediante el voto popular”.

Por su parte, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, celebró la iniciativa, pues destacó que significaría un ahorro de 24 mil millones de pesos y servirá para “ensanchar la democracia directa”.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, dio a conocer que en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) propondrán realizar “un amplio debate en todo el país para garantizar el derecho del pueblo a estar informado y construir los consensos”. “Después de eso que cada quien asuma su responsabilidad”, agregó.

La iniciativa que presentó este jueves el Presidente López Obrador busca reemplazar al autónomo Instituto Nacional Electoral y también elimina los legisladores de representación proporcional o plurinominales, por lo que la Cámara de Diputados pasaría de tener 500 a 300, mientras que el Senado transitaría de 128 a sólo 96.

Los congresos locales tendrán ahora un mínimo de 15 y un máximo de 45 integrantes, mientras que los regidores de los ayuntamientos también decrecerían.

A diferencia del INE, que tiene 11 consejeros elegidos en consenso por el Congreso, el nuevo instituto electoral tendría siete integrantes que deben elegirse por voto popular entre una lista de 60 candidatos presentados por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La reforma, que deberá aprobarse por dos tercios del Congreso por ser constitucional, causa controversia porque desaparece al INE, antes Instituto Federal Electoral (IFE), que surgió en los 90 como órgano autónomo para quitar el control de las elecciones a los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“No hay la intención de que se imponga un partido único, lo que queremos es que haya una auténtica, una verdadera democracia en el país, y que se termine con los fraudes electorales”, justificó López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El Gobierno argumenta que la reforma permitiría ahorrar 24 mil millones de pesos (cerca de  mil 200 millones de dólares).

La iniciativa también reduciría el financiamiento de los partidos políticos, que ahora solo podrán usar recursos políticos en campañas. Al mismo tiempo, se redefine la propaganda gubernamental para que funcionarios del Gobierno puedan pronunciarse durante las campañas, algo que ahora está prohibido por las vedas electorales.

El mandatario justificó que la reforma elimina el fraude, algo que él insiste que padeció en 2006, cuando perdió la elección presidencial ante Felipe Calderón (PAN).

“Nosotros venimos de una lucha por la democracia, y hemos padecido durante años de fraudes electorales, de imposiciones, somos víctimas de la antidemocracia, del fraude, llegamos a la presidencia por voluntad del pueblo”, indicó.

Asimismo, el Gobierno también prometió crear el voto electrónico y facilitar el sufragio de los ciudadanos en el extranjero.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas