Ciudad de México, 28 de mayo (SinEmbargo).– Gente por la Defensa Animal A.C. (GEPDA) acudió a la delegación Iztapalapa para concretar el resguardo definitivo de Capitán, el perro que recibió un amparo para evitar ser sacrificado luego de morder a una niña para defenderse, por lo que ya se encuentra en libertad.

La organización detalló en un comunicado que Capitán fue afortunado “porque había toda una comunidad que lo respaldó; sin embargo, hay otros animales que no han corrido con la misma suerte”, ya que otros cachorros sí han sido sacrificados, sin que exista castigo alguno.

GEPDA consideró que el caso de Capitán sienta un precedente único de jurisprudencia, pues los avances de protección de animales en el Distrito Federal permitieron impedir la muerte innecesaria de un perro que “previamente había sido maltratado, y que esta vez se defendió”.

La organización civil agradeció al personal que hizo posible la defensa del animal, a los ciudadanos que a través de las redes sociales apoyaron la pronta liberación por parte de las autoridades.

Finalmente, Gente por la Defensa Animal indicó que Capitán se quedará bajo su resguardo y seguirán informando sobre su rehabilitación y atención veterinaria.

Capitán es un perro de aspecto de raza labrador que acompañaba a “trabajar” al señor de la basura por las mañanas mientras recolectaba desechos en la colonia, y por las tardes regresaba a la Unidad Habitacional “Genaro Estrada” donde había comida y agua para él.

Sin embargo, al ser molestado por un grupo de niños, el can reaccionó y mordió a una menor de seis años de edad. Los familiares de la víctima presentaron una denuncia ante el Ministerio Público en Iztapalapa.

Para evitar que fuera sacrificado, en la plataforma Change.Org se lanzó una petición para firmar una petición a las autoridades correspondientes para que le otorgaran un amparo contra esa medida.

El pasado 12 de mayo, Mónica Pineda, vocera de la asociación Gente por la Defensa Animal (Gepda), explicó en entrevista con SinEmbargo que “los vecinos van diario a llevarle de comer, está bien, lo vieron el sábado y han surgido varias peticiones para solicitar su adopción”.

Al parecer, Capitán ya conocía al grupo de menores que lo molestaban, por lo cual huía de ellos; pero ese día no lo hizo y al sentir dolor por las agresiones de los niños, mordió a una niña.

“Existen testigos y niños que vieron cómo sucedió este percance, eran las 9 de la noche y los niños estaban sin supervisión; no queremos poner por encima la vida del perro o la niña, simplemente que se comience a valorar e inculcar el respeto por los animales”, explicó la organización en una misiva dirigida principalmente hacia el Centro de Control Canino y Fauna Nociva en Iztapalapa.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que familiares de la víctima presentaron una denuncia ante el Ministerio Público en Iztapalapa. Foto: Gepda.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que familiares de la víctima presentaron una denuncia ante el Ministerio Público en Iztapalapa. Foto: Gepda.