Zoquitlán en los últimos meses se ha convertido en municipio más crítico para los defensores de la tierra en el estado de Puebla. Los líderes de la resistencia también encabezan la defensa del territorio en contra de los proyectos de minería a cielo abierto, en los que se pretende extraer oro en el valle de Tehuacán mediante la concesión: plata real, filial de la Gold Corp.

Puebla, 28 de mayo (SinEmbargo).– Una noche antes del foro en defensa del territorio del Valle de Tehuacán y Chapulco, en el que se dieron cita los principales activistas opositores de los llamados “proyectos de muerte”, Salvador Sánchez Bolaños y su familia lograron evadir a la muerte: sujetos armados ingresaron a su casa pero Salvador y los suyos no se encontraban ahí. Vecinos de la comunidad advirtieron a Salvador de los intrusos y fue a corroborar la presencia de los sujetos en su hogar.

Días después del atentado, sujetos armados con las mismas características de los que ingresaron a su hogar estuvieron buscando en sus casas a Amador Montalvo y a Miguel Montalvo, líderes de la resistencia en Coyolapa, comunidad de Zoquitlán. Ambos son primos hermanos de Sergio Rivera Hernández, activista desaparecido el 23 de agosto del 2018, opositor a la hidroeléctrica Coyolapa.

Zoquitlán en los últimos meses se ha convertido en municipio más crítico para los defensores de la tierra en el estado de Puebla. Los líderes de la resistencia, también encabezan la defensa del territorio en contra de los proyectos de minería a cielo abierto, en los que se pretende extraer oro en el Valle de Tehuacán mediante la concesión: plata real, filial de la Gold Corp.

Los activistas fueron advertidos por los mismos habitantes de las comunidades, los que señalaron que más de un comando los había estado buscando; así como de bloquear los caminos de acceso a las comunidades para ser emboscados. Foto: Claudia Martínez, SinEmbargo

El pasado 17 de mayo en la página de Zoquitlán Corruptos de Facebook, líderes de la resistencia como trabajadores indígenas de la radio comunitaria Tlacuache, comenzaron a recibir amenazas mediante una campaña de desprestigio en contra de Salvador Sánchez Bolaños. Ese mismo día, alrededor de las 19:00 horas, dos sujetos desconocidos llamaron a la puerta del domicilio Amador Montalvo.

La persona que atendió al llamado de los sujetos preguntó para qué buscaban al señor Amador cuando él se encuentra en la sierra. En ese sentido uno de los sujetos manifestó: “Bueno, pues algún día vendrá por acá para platicar con él”. Enseguida subieron a una camioneta blanca, de doble cabina y de reciente modelo, sin placas.

La sola presencia de los principales líderes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) y de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuácan (CDHLVT) en el foro en defensa del Valle de Tehuacán en Chapulco, celebrada el pasado 21 de mayo, generó la movilización de grupos armados en los tramos carreteros más sinuosos de Zoquitlán, esperando que al término del foro que se llevó a cabo en Tepexilotla, los activistas se desplazarán de regreso a sus comunidades para ser emboscados por grupos delincuenciales.

Los activistas fueron advertidos por los mismos habitantes de las comunidades, los que señalaron que más de un comando los había estado buscando; así como de bloquear los caminos de acceso a las comunidades para ser emboscados.

Luego de la desaparición de Sergio Rivera Hernández, las amenazas de muerte en contra de Omar Esparza, Martín Barrios, Amador Montalvo, Miguel Montalvo, Salvador Sánchez, Ruben Robles han subido de todo mediante la difamación en la que se ha incitado a comunidades y a grupos delincuenciales a desaparecer y asesinar a los defensores de la tierra que se oponen a los proyectos de muerte de la sierra negra y el Valle de Tehuacán.

En este sentido los habitantes de Zoquitlán amenazan con tomar las instalaciones del ayuntamiento, pues aseguran que el Alcalde ha estado dialogando con Autlán a espaldas de las comunidades en resistencia; además de no cumplir el compromiso del cabildo con las comunidades. Foto: Claudia Martínez, SinEmbargo

Estos defensores ambientales también han revelado la falsedad con la que algunas organizaciones y supuestos activistas han engañado a los habitantes de Huitzilan, los que podrían estar trabajando a favor de la minera Autlán, de a cuerdo con la versión de los habitantes de Huitzilan. Tal es el caso del maestro José Luis Leyva, el que con presuntos amparos le ha hecho creer a los indígenas la absoluta cancelación de la hidroeléctrica de minera Autlán, así como que ha sido mandado a llamar en la Fiscalía General de la República (FGR) a causa de la defensa del territorio por la hidroeléctrica, lo cual es falso, ya que sus comparecencias se deben a la toma de las casetas de San Lorenzo y San José Miahuatlán, pero no a causa de la defensa de Huitzilan.

En este sentido, los activistas han demostrado que ha sido falso el argumento público de Leyva con la supuesta cancelación del proyecto hidroeléctrico; además de agregar, que un amparo frente a los proyectos de empresas transnacionales es la antesala del inicio legal para arrancar de manera jurídica las tierras de los indígenas de la sierra negra.

A decir del escenario crítico de los defensores de la tierra en Zoquitlán, los habitantes responsabilizan directamente al Alcalde Claudio Hernández Cavanzo de vulnerar la seguridad de los habitantes.

Incluso aseguran que la persecución a los líderes opositores al proyecto hidroeléctrico podría estar siendo con el consentimiento de Hernández Cabanzo, luego de confirmar su cercanía y reuniones privadas con los emisarios de la hidroeléctrica Minera Autlán.

El Edil es acusado de estar trabajando con los contratistas de la empresa constructora que trabajó de la mano con el ex Alcalde Fermín González, (señalado y con orden de aprehensión como presunto responsable de la desaparición de Sergio Rivera Hernández) constructora que le pertenece a Minera Autlán.

Una semana antes del foro en defensa del Valle de Tehuacán, el que se llevó a cabo en el municipio de Chapulco, Salvador estuvo convocando en la radio comunitaria a las comunidades en un llamado por la defensa del territorio y de la vida. El foro tuvo una asistencia de más de tres mil personas. Foto: Claudia Martínez, SinEmbargo

En este sentido los habitantes de Zoquitlán amenazan con tomar las instalaciones del ayuntamiento, pues aseguran que el Alcalde ha estado dialogando con Autlán a espaldas de las comunidades en resistencia; además de no cumplir el compromiso del cabildo con las comunidades. Y sus cabildos no tienen validez. Sin hacerlos se les obliga a firmar actas y documentos a trabajadores del ayuntamiento.

Hasta la fecha no ha realizado ningún cabildo tal como Hernández Cabazo lo prometió al unísono con las comunidades en resistencia, pese a que han buscado la apertura para que explique cuál es su relación con la minera Autlán y por qué se ha reunido a sus espaldas, acusan.

Hasta la fecha, nadie sabe si en verdad se compró o no la casa que le había prometido a Consuelo Carrillo León esposa de Sergio Rivera Hernández pues hasta el momento no ha recibido ningún tipo de apoyo pese a que el alcalde ha manifestado que se le sigue brindando ayuda a la familia del activista desaparecido.

En el caso de Salvador Sánchez Bolaños, es el primer caso de un comunicador de una radio comunitaria en Puebla que es desplazado a causa de grupos delincuenciales ligados a empresas con proyectos de muerte como Minera Autlán.

Una semana antes del foro en defensa del Valle de Tehuacán, el que se llevó a cabo en el municipio de Chapulco, Salvador estuvo convocando en la radio comunitaria a las comunidades en un llamado por la defensa del territorio y de la vida. El foro tuvo una asistencia de más de tres mil personas.

Organizaciones de todo el estado de Puebla como defensores de la venta en el estado de Juchitán participaron en el tema de la resistencia en contra de los proyectos eólicos y en su caso en Puebla con la empresa Iberdrola.

Luego del atentado de Salvador Sánchez Bolaños, organizaciones se darán cita el día de mañana en las delegaciones de la Fiscalía de la República en Tehuacán y Puebla en una protesta pacífica por la persecución a defensores de la tierra en Zoquitlán, asesinatos a trabajadores de radios comunitarias y la desaparición de Sergio Rivera Hernández