Que sea ley, de Juan Solanas, está disponible desde las 00:00 horas de este jueves con acceso totalmente gratuito a través de la página web de Ambulante en Casa, función con la que cierra una atípica edición número 15.

Además, la Marea Verde llegará a las transmisiones en vivo del festival con una serie de actividades que engloban un diálogo con activistas entre México y Argentina, una sesión de preguntas con el director del documental y una noche de música y poesía.

Ciudad de México, 28 de mayo (SinEmbargo).– Después de un mes de reinventarse y presentar documentales en línea de forma diaria, Ambulante en Casa se despide con el filme Que sea ley, de Juan Solanas, que muestra la movilización social en Argentina en la búsqueda de legalización del aborto.

Justo en el marco también por el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, el festival comparte un trabajo que reúne entrevistas con activistas, víctimas de abortos mal practicados, legisladores de Argentina y representantes de la Iglesia y sociedad civil para exponer un tema urgente en el mundo, pero sobre todo en América Latina en donde, como refiere el documental, de las 320 millones de mujeres que viven en este territorio, sólo el 8 por ciento puede interrumpir su embarazo libremente.

Que sea ley hace al espectador situarse dos años atrás, el 13 de junio de 2018 en Argentina, cuando el parlamento de ese país discutía la legalización del aborto con un millón de mujeres en la calles exigiendo hacer cumplir sus derechos.

“Hay una parte muy emocionante de ver el documental, que es poder apreciar el movimiento social en Argentina con gran empuje y con un gran avance en el sentido de despenalización social. Ver el movimiento de mujeres y de niñas en las calles para exigir a sus legisladores que voten para avalar la ley de aborto en Argentina, creo que es una cosa que nos moviliza a todas mucho y me conmueve volver a pensarlo. Esa parte, el retrato del movimiento social me parece que es muy importante y es lo que a mí me movió más del documental”, comentó en entrevista con SinEmbargo, Oriana López Uribe, vocera de Marea Verde MX.

Oriana López Uribe destaca el esfuerzo de este trabajo documental, como en otros, para hacer llegar este tema tan urgente a más gente para no dejarlo de pensar ni de discutir.

“Los congresos no son los únicos lugares y espacios donde se deberían de discutir los temas que son importantes para la sociedad y para las mujeres en particular. Este último par de años ha sido muy importante para el avance y la visibilización de nuestros derechos y la visualización de nuestras luchas”, opina Oriana, quien además destaca que el caso de Argentina impulsó al resto de los países de América Latina para hacerse de movimientos más fuertes.

“Creo que esa es una parte muy importante de poder cambiar los escenarios de discusión de estos temas para que se lleve a todo lados, se tiene que seguir discutiendo en las escuelas, en el cine, en los teatros”, agrega.

El documental muestra la sororidad de las calles de Argentina mientras se discute sobre una ley que ha permitido que mujeres pasen años en la cárcel por haber tomado decisiones, nada fáciles, sobre su propio cuerpo.

Este escenario, recuerda a lo que ahora se discute en México, particularmente en el congreso de Guanajuato, donde tan sólo esta semana se rechazó en comisiones despenalizar el aborto, y que este día se volverá a poner a consideración.

“No podemos dejar de discutir este tema porque no está bien, y creo que le da un impulso y una carga de valentía a muchas legisladoras para meter las iniciativas desde sus convicciones personales y sabiendo que también ese costo político, del que se hablaba antes de que si estaba a favor del aborto eso iba a tener una repercusión, creo que en este momento se está visivilizando que ese costo político es estar ahora en contra del aborto”.

Los testimonio son crudos relatos de una ley que es urgente mirar. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Oriana López recalca la importancia de exigir a nuestros políticos que si no promueven leyes que garanticen el bienestar, como la defensa del aborto legal, se debe alzar la voz y decir que entonces no serán votados. Explica además, que lo mismo ocurre con la Iglesia como institución, pues tener fe no obliga a seguir los preceptos ancestrales que denigran a la mujer.

“La religión no es un impedimento para elegir sobre tu cuerpo, sobre tu maternidad. Tenemos que abrir los ojos y ver la realidad y decir que no estamos legislando con base en esos preceptos religiosos”.

La edad, la pobreza, la religión y hasta el sector médico son factores que muchas veces ponen el riesgo la vida de las mujeres por la falta de una legislación. En Que sea ley se expone cómo muchos médicos por miedo o por creencias personales llegan a ser negligentes con la salud de las mujeres que abortan.

Escuchamos casos donde los doctores además de juzgar a las pacientes, no llevan a cabo bien los procesos médicos y las dejan a su suerte antes de tratar de salvarles la vida.

La Marea Verde crece en América Latina. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Cada una de las mujeres que relata su historia, deja ver sus rostros poco retratados en la imagen que se da al mundo de Argentina. Oriana recalca que la clandestinidad de los abortos no es única de las mujeres en aquel país sureño, sino también atañe a sectores con mayor adquisición económica de la sociedad que nos con incluidos en el documental de Juan Solanas, dando una visión sesgada del problema.

“Muestran historias de las mujeres pobres, incluso racializadas, algo que no habíamos visto en una película Argentina, tantas mujeres no blancas, y creo que tiene que ver con un imaginario de que esas son las mujeres que abortan y no, las mujeres abortan todas, y en México de todas las clases sociales. El punto es que las que no pueden hacerlo en las mejores condiciones son justo las que son más marginadas y vulnerables”.

¿QUÉ NOS TOCA HACER?

Una de las cosas a destacar en el documental es definitivamente que se puede ver cómo la red de apoyo crece, y lo mejor es que lo hace cada vez más no sólo en Argentina, sino también en América Latina y en el mundo.

Exigir a nuestros gobernantes garantizar el derecho a las mujeres de decidir sobre su propio cuerpo, castigar con el voto a quienes no garanticen un bienestar social y salir a las calles son algunas de las acciones que forman parte de la lucha, pero también decir abiertamente que se está favor ayuda a crecer la red.

“Una de las cosas que más necesitamos hacer es romper el silencio. En nuestra familia hay muchas mujeres que han abortado y es importante que sepan que son acompañados, son apoyadas y no son juzgadas. Nos toca decir abiertamente que estamos a favor para quien lo necesite puede acudir con nosotros y romper su silencio”.

Oriana López deja en claro que el aborto es un procedimiento médico, y como tal, debe estar fuera del código penal, pues no existe ninguno otro que esté dentro de él.

“No se trata que el aborto legal provoque que más mujeres vayan a abortar, sino significa que habrá mejores condiciones y que todas vamos a poder decidir en libertad. Al no haber alguien que continúe un embarazo en contra de su voluntad, significa bebés más deseados, familias más amorosas, mejores condiciones y mayor bienestar para todas”.

Que sea ley, de Juan Solanas, está disponible desde las 00:00 horas de este jueves con acceso totalmente gratuito a través de la página web de Ambulante en Casa, función con la que cierra una atípica edición número 15.

Además, la Marea Verde llegará a las transmisiones en vivo del festival con una serie de actividades que engloban un diálogo con activistas entre México y Argentina, una sesión de preguntas con el director del documental y una noche de música y poesía.