“La moneda nacional se perfila para registrar su mayor avance mensual desde abril de 1995”, afirmó la analista Gabriela Siller, de Banco Base.

En la semana han prevalecido las expectativas de que la recuperación económica global será acelerada, ocasionando ganancias en los mercados de capitales.

Ciudad de México, 28 de mayo (SinEmbargo).- Durante la sesión, el peso ganó junto a varias divisas en la canasta de principales como consecuencia de un incremento moderado del apetito por riesgo, luego de que por la mañana se publicaron estadísticas relevantes del mercado laboral.

Más de 2.12 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio por desempleo en Estados Unidos, con lo que suman más de 41 millones los pedidos en algo más de dos meses bajo la pandemia de la COVID-19, informó este jueves el Departamento de Trabajo. Además, la economía estadounidense se contrajo a un ritmo anual del 5 por ciento en el primer trimestre de 2020, dos décimas peor de lo calculado inicialmente. Es la primer caída trimestral registrada desde la crisis financiera de 2008.

El peso cerró la sesión con una apreciación de 17.2 centavos, o 0.76 por ciento. El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este jueves con pérdidas, después de cuatro jornadas al alza, debido al aumento de las tensiones entre China y Estados Unidos que eclipsaban el optimismo sobre una pronta recuperación global tras el regreso a actividades en varias economías.

El dólar spot se vende en 22.1690 pesos, de acuerdo con el índice de Investing.com, en tanto que en ventanillas de BBVA se coloca en los 22.42 pesos por cada billete verde. A lo largo de la sesión el Banco de México observó un tipo de cambio entre los 22.3080 y los 22.1000 pesos.

“Cabe recordar que en las últimas dos sesiones el peso mexicano frenó su apreciación, respetando el soporte de 22.10 pesos por dólar. A pesar de esto, la moneda nacional se perfila para registrar su mayor avance mensual desde abril de 1995”, afirmó la analista Gabriela Siller, de Banco Base.

En la semana han prevalecido las expectativas de que la recuperación económica global será acelerada, ocasionando ganancias en los mercados de capitales de Europa y Estados Unidos, principalmente en empresas que se vieron severamente afectadas durante marzo, con el inicio de la pandemia en occidente.

Ayer, el presidente de la Reserva Regional de St. Louis, James Bullard, señaló que espera la recuperación económica de esta crisis sea más acelerada en comparación a la de otras recesiones, agregando que probablemente lo peor ya pasó.

Sin embargo, siguen incrementándose las tensiones políticas entre Estados Unidos y China. El Congreso Nacional del Pueblo chino aprobó la ley de seguridad que busca prohibir las protestas políticas en Hong Kong. Todavía. La aprobación ocurre un día después de que Estados Unidos diera a conocer que no certificó a Hong Kong como una región autónoma del gobierno de China, por lo que podría perder su tratamiento preferencial en comercio internacional y existe la posibilidad de que se impongan sanciones económicas a oficiales de la región.

BOLSAS A A LA BAJA

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayó este jueves el 1.04 por ciento en su principal indicador en una jornada en la que se registraron pérdidas para 23 de las 35 emisoras principales, dijeron analistas bursátiles.

“A diferencia de Estados Unidos, el mercado mexicano estuvo en terreno negativo durante casi toda la sesión”, precisó el analista Luis Alvarado, de la firma Banco Base.

Apuntó que el mercado mexicano ha mostrado cautela en las últimas sesiones y la baja de este día “es un comportamiento técnico”.

“El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), principal indicador, lleva tres semanas en un proceso de consolidación después de las ganancias de mediados de abril”, expuso.

El Índice de Precios y Cotizaciones cerró la jornada en las 36 mil 508.14 unidades con un retroceso de 381.82 puntos que representaron el 1.04 por ciento menos en relación con el nivel de la jornada anterior.

Los títulos con la mayor variación al alza fueron los de la empresa cervecera Anheuser-Busch Inbev (ANB) con el 5.88, el Banco Santander (SAN) con el 5.47 y el Banco Santander México (BSMX B) con el 4.63 por ciento.

Los títulos con la mayor variación a la baja fueron de la productora y exploradora de petróleo y gas Vista Oil & Gas (VISTA A) con el -8.29, la productora de alimentos Grupo Herdez (HERDEZ) con el -5.97 y la proveedora de servicios financieros Corporación Actinver (ACTINVR B) con el -4.76 por ciento.

En la jornada sólo un sector ganó, el de materiales con el 0.73, y los otros tres perdieron, el industrial con el -1.72, seguido por el de consumo frecuente con el -1.04 y el financiero con el -0.51 por ciento.

WALL STREET

Wall Street rompió la tendencia alcista de las últimas dos jornadas y se adentró este jueves en territorio negativo poco antes del cierre, con una bajada del 0.58 por ciento en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, debido al resurgimiento de las tensiones geopolíticas entre EU y Pekín.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortó 147.63 puntos, hasta 25 mil 400.64 enteros, lastrado por grandes corporativas como Goldman Sachs (-4), Disney (-3.89), Chevron (-3.25) y American Express (-3.09).

El selectivo S&P 500 descendió un 0.21 por ciento o 6,40 puntos, hasta 3 mil 29.73 enteros; y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las firmas tecnológicas más importantes, retrocedió un 0.46 por ciento o 43.37 puntos, hasta 9 mil 368.99 enteros.

Por sectores, las mayores pérdidas fueron para las empresas energéticas (-2.92) y financieras (-1.56), mientras que registraron ganancias las de servicios públicos (3.04) y las sanitarias (1.26).

Los inversores del parqué neoyorquino habían apostado por las compras durante casi toda la jornada y perdieron fuelle en la última hora de negociaciones, cuando el presidente Donald Trump anunció que daría una rueda de prensa mañana viernes en relación con China.

El órgano legislativo del gigante asiático aprobó hoy por una mayoría aplastante la controvertida ley de seguridad nacional para Hong Kong que ha desatado protestas en la ciudad y amenaza con enturbiar aún más las malas relaciones entre Pekín y Washington.

-Con información de EFE