Ciudad de México, 28 de junio (SinEmbargo).– La Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) revelará este viernes el dictamen sobre el tope de las campañas presidenciales de las elecciones de julio de 2012, donde pretende emitir una multa para la coalición de la izquierdas, Movimiento Progresista, cuyo candidato fue Andrés Manuel López Obrador y estaba integrada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC).

El documento señala que dicha coalición deberá pagar una cifra superior a los 130 millones de pesos, monto que es aún más alto al que el propio IFE había anunciado en enero pasado.

Además expone que la colación Compromiso por México, compuesta por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), cuyo candidato y ganador de las elecciones fue Enrique Peña Nieto, también será multada por 54 millones 616 mil 826 pesos. Esa sanción no se impondrá por el rebase en los gastos de tope de campaña, sino por diversas irregularidades; el resto de esa multa es por que las campañas de los candidatos a diputados y senadores sí rebasaron el gasto establecido en la ley.

Esta nueva resolución, que se entregará a las representaciones de los partidos y a los consejeros electorales, difieren de los datos revelados en enero del presente año en el que la Unidad de Fiscalización presentó al Consejo General del Instituto Federal Electoral la propuesta de multa a la coalición pro AMLO  de 129 millones 829 mil 948 pesos por diversas irregularidades detectadas en los ingresos y egresos de la campaña presidencial y una multa a la coalición pro Peña Nieto por 54 millones 616 mil 826 pesos.

Se anunció que el Consejo General del IFE someterá a discusión el documento el próximo martes, para determinar un dictamen final.

Respecto a este informe, Andrés Manuel López Obrador dijo a través de su cuenta de Twitter (@lopezobrador_): “Los del IFE-TRIFE nos condenan y exoneran al corrupto de EPN. Los compran y envilecen con 400 mil al mes. Reina el maiceo, no la dignidad”.

También reiteró: “Ejercí y comprobé 233 millones, 100 abajo del tope pero los inefables del IFE-TRIFE buscan equipararme con el corrupto de EPN…”.

“Vuelvo a aclarar con detalle el monto y la forma cómo se ejerció y comprobó el gasto en mi campaña a la presidencia”, expuso, y colocó un link a una carta publicada el 29 de enero de este año.

CARTA ÍNTEGRA

Ciudad de México, 29 de enero de 2013 

Aún cuando es evidente que los inefables del IFE pretenden equipararme con el corrupto de Enrique Peña Nieto y sus secuaces, estimo necesario aclarar a detalle el monto que recibimos, la forma cómo se ejerció y comprobó el gasto de mi campaña a la presidencia.

1. De conformidad ante la ley, antes de la campaña, los partidos PRD, PT y Movimiento Ciudadano suscribieron un convenio de coalición en el cual se acordó destinar el 50 % del financiamiento público para gastos de la campaña presidencial, equivalente a 223 millones 451 mil pesos. (Anexo convenio). Ver: Convenio

2. Estos recursos fueron entregados parcialmente por los partidos durante el periodo de campaña y manejados en la cuenta número 70034671344 de BANAMEX.

3. De esta forma el PRD aportó 112 millones 872 mil, el PT, 59 millones 049 mil y el Movimiento Ciudadano, 51 millones 531 mil.

4. Conviene aclarar que el PRD aportó adicionalmente 5 millones más un pasivo de 4 millones 979 mil pesos, debidamente documentados mediante contratos y facturas.

5. En total, el gasto de campaña que ejercimos fue de 233 millones 430 mil pesos.

6. Todo este gasto fue informado y comprobado mensualmente ante el IFE, a través del órgano de finanzas de la Coalición Movimiento Progresista. (Anexo informes).

7. Sin embargo, el dictamen del IFE, además de esta cantidad que representa 100 millones menos que el tope de campaña, nos agrega gastos que corresponden a las campañas de los candidatos a diputados y senadores, así como erogaciones que ejercieron centralmente los partidos integrantes de la Coalición.

8. De modo que es totalmente infundado como sostiene el IFE en su dictamen, que rebasé el tope de campaña establecido en la ley.

Es obvio que toda esta maniobra tiene como propósito desprestigiarme y mandar el mensaje manipulador de que todos los políticos somos iguales, para seguir provocando el desánimo e inhibir la participación ciudadana que permita cambiar al régimen putrefacto de corrupción y privilegios que padecemos.