Ciudad de México, 28 de junio (SinEmbargo).– El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, negó que el secuestro esté a la alza en el país, luego de que ayer el Observatorio Nacional Ciudadano por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad alertó sobre un aumento en los últimos cuatro mesos –del 16.9 por ciento– en la incidencia de este delito.

“No puede ser a partir de una encuesta o de percepción como se midan los diferentes delitos. Nosotros estamos por la transparencia y esa transparencia se da con datos oficiales de denuncias, y también incluso podemos hablar de las que no son denunciadas pero que se conocen en los estados o en los municipios. El dato oficial está muy por debajo de lo que hoy se ha manejado”, aseguró a su salida de la reunión que sostuvo con la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Congreso

Ayer, Francisco Rivas, presidente del Observatorio Nacional también denunció la falta de trasparencia en las cifras que revelan las entidades, en específico en lo delitos de extorsión y secuestro, por lo que exigió a las autoridades de los tres niveles de gobierno mantener actualizadas sus bases de datos sobre incidencia delictiva.

“No podemos permitir una regresión en materia de transparencia y apertura en materia informativa; es  importante que la ciudadanía conozca y evalúe el desempeño de las políticas de seguridad a través de las  cifras sobre su incidencia”, dijo.

Al respecto, Osorio Chong dijo que las cifras que maneja el gobierno federal provienen de documentos oficiales en los Estados y las Procuradurías, las cuales muestras que los delitos de alto impacto están a la baja.

“Respeto mucho la información que un medio de comunicación da a conocer hoy, pero nada tiene que ver con la realidad”, sostuvo.

El titular de Gobernación indicó que el actual Gobierno federal está avanzando y logrando en todos los delitos “una baja considerable en algunos más, en algunos menos”.

Las cifras dadas a conocer ayer en el “Estudio sobre los 5 delitos de alto impacto enero 2012-abril 2013” están basadas en la información de denuncias recibidas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, de acuerdo a las cuales destaca que el secuestro es el delito de alto impacto que más se ha incrementado en los últimos 16 meses con un crecimiento de 31.4 por ciento, mientras que el robo, extorsión, homicidio y robo de  vehículos van a la baja.

Sobre los homicidios registrados, se informó que “durante 2012 se denunciaron en promedio 106 homicidios diarios, de los cuales 60 fueron dolosos y 46  culposos. Mientras que durante el 1er cuatrimestre de 2013 se denunciaron diariamente 95 homicidios diarios, 52 de ellos fueron dolosos y 43 culposos”.

En el caso de las denuncias por extorsión, éstas presentaron una reducción de 18.5% en los primeros cuatro meses de este año. Sin embargo, en algunas entidades, como el Estado de México, no han  reportado denuncias por extorsión desde enero de 1997, lo cual incide en el promedio nacional.

De acuerdo con las mismas cifras oficiales el robo con violencia y el robo de vehículos también tuvieron una menor  incidencia. En el caso del  primero ha tenido una baja de 9.3% en el periodo comprendido entre enero del 2012 y abril del 2013;  mientras que el segundo se redujo 10.2% en el mismo periodo.

A pesar de ello, el robo en sus distintas modalidades sigue siendo el delito de alto impacto que más afecta a la población en todo el país, luego de que de enero a abril de 2013 se registraron 70,511 denuncias por parte de personas  que fueron víctimas de robo con violencia.

Es decir, cada hora 24.5 personas en promedio son víctimas de  este delito de alto impacto.

A pregunta expresa si el gobierno de Enrique Peña Nieto ha contenido a la delincuencia, el funcionario federal indicó que se está avanzando y logrando en todos los delitos “una baja considerable en algunos más, en algunos menos”.

Osorio Chong dijo que desde la violencia, los fallecimientos que tienen que ver con la delincuencia organizada, secuestros, extorsiones, robos a casa habitación, robo de vehículos, estos delitos los estamos observando, los estamos viendo y estamos con una estrategia definida para cada uno de estos casos.