México

Triunfo de Tabe-Margarita lleva a voto duro y malas compañías

28/06/2021 - 12:05 am

Una estrategia que involucró una presunta compra de votos en las colonias populares sumado a una campaña para difundir que el Presidente Andrés Manuel López Obrador es un dictador habrían sido las causantes de la derrota de Morena en la Alcaldía Miguel Hidalgo, según testimonios.

Ciudad de México, 28 de junio (SinEmbargo).– Los representantes de Morena estaban atónitos: Veían llegar a decenas de personas de las Lomas de Chapultepec y Polanco, donde viven los “ricos de los ricos” de México, a formarse en las casillas, hasta por más de dos horas, solamente para votar.

El domingo 6 de junio, la afluencia de votantes en las colonias de clase alta de la Alcaldía Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México, fue de entre 80 y 90 por ciento de los inscritos en la lista nominal, superior al promedio hasta en las de clase media, mientras que en las populares disminuyó la participación respecto a 2018.

Pero al inusitado fervor cívico en Las Lomas, donde tiene su mansión Claudio X. González y donde se tramó la alianza PRI-PAN-PRD, se sumó la operación de presuntos delincuentes que, según Morena, compraron votos en las colonias populares y hasta uno de los cabecillas se fotografió con Margarita Zavala, la ganadora de la diputación.

Y eso hizo la diferencia: Morena y sus aliados perdieron ante la coalición “Va por México” la alcaldía con Mauricio Tabe y el distrito federal 10, cuya diputación ganó la esposa de Felipe Calderón, pese a que ambos nunca han vivido en esa demarcación.

Morena mismo reconoce que no hubo una operación tradicional para adulterar la voluntad popular, introduciendo ilegalmente boletas a las urnas o haciendo votar a los muertos, sino que los sufragios emitidos se contaron correctamente por los funcionarios en las casillas.

Javier Hidalgo, quien buscó la reelección en el distrito 10 federal con cabecera en Miguel Hidalgo y quien conoce esa zona desde 1988, admite que su derrota ante Zavala no fue producto de un fraude tradicional, sino que se debió a otro tipo de estrategia.

Margarita Zavala durante su campaña en la Miguel Hidalgo. Foto: Cuartoscuro.

–¿Los votos que obtuvo Margarita Zavala son legítimos?
–Son de carne y hueso todos, todos.
–¿No hay votos de más, votos falsificados, no votaron los muertos?
–No.
–Es decir, ¿los ciudadanos que viven en las Lomas y en Polanco simplemente fueron a votar como antes no lo hacían?
–Sí, sobre todo en las Lomas creció un 7 por ciento y en Polanco salieron a votar más que en 2018.
–¿Los habitantes de esa zona son los que hicieron la diferencia?
–Sí, podíamos haber empatado si hubiéramos logrado sacar en la misma proporción a los votantes de Morena (en las colonias populares). Ellos traían arriba del 70 por ciento de participación y nosotros abajo del 50 por ciento. Entonces sí fueron ellos. Las Lomas de Chapultepec fue el epicentro de su estrategia.

Y la estrategia fue persuadir a los habitantes de las Lomas de Chapultepec, donde vive Claudio X. González, a votar por la coalición antagónica a Morena, el partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“¿Cómo lograron sacar a la gente a votar, a los que son los más ricos de los ricos, a ir a formarse los que odian las colas, a votar como votaban en la era soviética? ¡Con el miedo!”, asegura Hidalgo, quien describe que, además de los noticieros de radio, proliferaba mensajes de WatsApp con propaganda engañosa contra López Obrador, a la que se añadió la tragedia de la Línea 12, el 3 de mayo.

“¿Cómo puedes salir si no es por miedo? Aplicaron el 2006: el ‘peligro para México’, nada más que ahora se la creyeron sólo ellos”, insiste el Diputado federal. “Es un discurso ideológico que tiene mucho que ver con lo que yo llamo también fraude, porque mentir con dolo es un fraude, según la Academia de la Lengua”.

Raúl Paredes, quien militó por años en el PAN en Miguel Hidalgo y renunció por la imposición de Tabe como candidato a Alcalde por formar parte del cacicazgo del Diputado Jorge Romero, también afirma que la campaña fue difundir que López Obrador es un dictador.

“Desde 7:30 había gente formada en casillas y no se iban. Llevaban a votar a personas postradas”, recuerda Paredes, quien apoyó la campaña del Alcalde Víctor Romo, quien no ganó la reelección, pese a su gestión muy bien evaluada en las colonias pudientes. “Amigos míos me decían: ‘Tengo que salvar a México”.

“NARCO-OPERADORES”

Pero la votación de la clase alta fue sólo una parte de la estrategia en Miguel Hidalgo. Otra parte, asegura Hidalgo, fue que el PAN se asoció con delincuentes para comprar votos en las colonias populares, uno de cuyos operadores fue Omar Ramírez, alias “Dominic Thanos”.

Acusado de narcomenudeo y robo a casas habitación, este sujeto fue detenido en la colonia América, la víspera de las elecciones, y apareció en fotografías junto a Zavala y Tabe, de quien fue identificado por los morenistas como jefe de seguridad.

“Penetraron las colonias populares pagando a la delincuencia. Ellos compraron el voto a los delincuentes, a los que venden droga y a los que roban, en los barrios populares. Por eso detuvieron al de América, al de Camino de los Toros”, dice Hidalgo, en referencia a Ramírez y la colonia y avenida donde operaba.

“Esto mismo pasó en la Pensil, en la Huichapan, en diferentes lugares. Es decir, los grupos delincuenciales le operaban a ellos el trabajo en campo”, insiste.

El PAN se asoció con delincuentes para comprar votos en las colonias populares, denunciaron. Foto: Especial.

–¿Cómo lo hacían?
–Con brigadistas.
–¿Tienes pruebas de eso?
–Pues “El Thanos” está detenido desde días antes y está acusado de narcotráfico y de robo a domicilio.
–¿Y estaba trabajando para el PAN?
–Era su brazo derecho en esa colonia.
–¿De quién?
–De Tabe y de Margarita. De Tabe, porque Margarita fue gris, es gris, no hizo campaña, fue inexistente. Si colocó 20 lonas es mucho, repartía volantes y hacía alguna visita, pero la gente la rechazaba. Era rechazo tras rechazo. Una campaña absolutamente gris.
–Pero arrasó.
–Pero ella no fue.
–¿Quién o qué fue?
–Pues esta campaña que hicieron, que viene desde la pandemia, una campaña de difamaciones, de mentira, una campaña histérica contra Andrés Manuel. Un sector de la población, los que votamos por él, ya teníamos el antídoto, ya no había credibilidad para esta campaña, pero los de ellos (del PRIAN) sí la creyeron.

Omar Ramírez, alias “Dominic Thanos”. Foto: Especial.

Para reforzar sus afirmaciones sobre la participación del crimen en la victoria de Zavala y Tabe, Hidalgo muestra las fotografías en las que ambos aparecen con Omar Ramírez, alias “Dominic Thanos”, quien también posa con otros once jóvenes –tres ocultan su rostro– y en cuya propaganda aparece el emblema del PAN y la frase: “Soy panista”.

En la fotografía con Zavala, tomada el 13 de abril, el supuesto delincuente viste un chaleco azul con el emblema del PAN en Miguel Hidalgo y una cachucha que el nombre de Tabe.

La campaña de panistas en las colonias populares de la Miguel Hidalgo. Foto: Especial.

Hidalgo admite que la unión de PRI y PAN potenció a la coalición antagónica a Morena, mientras que su partido no logró hacer que sus electores fueran a las urnas.

“Ellos consolidaron su voto que tienen en Miguel Hidalgo, PAN y PRI. Si tú trasladas los números del 2018, tuvieron las mismas cantidades, en gente participando y en resultados electorales, 109 mil votos. Si tú sumas a los tres partidos en 2018, son 107 mil votos. Eso fue”.

Pero no: El PRIAN se unió y recibió más votos que en 2018, mientras que Morena y sus aliados recibieron menos sufragios.

En efecto, en 2018 el PRI obtuvo 21 mil votos (10 por ciento) y la coalición PAN-PRD-MC, cuya candidata fue Mariana Gómez del Campo –prima de Margarita, de quien ahora es suplente–76 mil (37 por ciento), mientras que Hidalgo ganó con 86 mil votos (42 por ciento).

El emblema del PAN y la frase: “Soy panista”. Foto: Especial.

En junio, los papeles se invirtieron: Zavala y PRI-PAN-PRD unidos obtuvieron 110 mil votos (56 por ciento) por sólo 68 mil de Hidalgo (34 por ciento), es decir, los primeros recibieron casi 14 mil nuevos votos (más de 10 por ciento), mientras que el segundo recibieron 18 mil votos menos (casi 20 por ciento).

Y un dato adicional: En 2018, la participación ciudadana fue de 71 por ciento, mientras que en junio fue de 61 por ciento.

La participación electoral en las colonias de clase alta fue mayor a las de clase media y populares, con una participación desde 70 por ciento hasta 90 por ciento, con un caso insólito de 90.43 por ciento en la casilla 4 mil 983, ubicada en Paso de la Reforma 2 mil 233, en Bosques de las Lomas: Votaron 350 de los 384 vecinos inscritos en la lista nominal de electores.

Ahí, Zavala ganó con 284 votos (259 del PAN, 22 del PRI y 3 del PRD), mientras que Morena sólo Javier Hidalgo sólo recibió diez sufragios, y Salomón Chertorivski, quien apeló a la comunidad judía, cosechó un solo voto.

En 2018, en esa misma casilla la participación fue de sólo 74 por ciento de los 397 electores: El PAN obtuvo 201 votos, PRI 57, MC 1 y PRD cero, mientras que Morena logró sólo 15.

Margarita Zavala en campaña. Foto: Especial.

ÉLITE Y CRIMEN

Conforme a las estadísticas de la elección del 6 de junio, las colonias populares tuvieron una participación de entre 30 y 50 por ciento, mientras que en las de clase media como Escandón, Popotla y Verónica Anzures entre 70 y 80 por ciento, y hasta 90 por ciento en Las Lomas y Polanco.

“Entonces ellos crecen en la participación y nosotros, respecto al 2018, decrecemos 14 por ciento”, admite Javier Hidalgo, quien reconoce también que la baja en la participación en las colonias populares influyó en su derrota.

–¿Los ciudadanos que viven en las Lomas y en Polanco fueron a votar y que antes no lo hacían?
–Sí, sobre todo en las Lomas creció un 5% y en Polanco salieron a votar más que en 2018.

Y sobre la participación del crimen en la elección, Hidalgo asegura que presuntos delincuentes compraron votos en varias colonias populares, como Anáhuac y Pensil. “Daban 200 pesos al mostrar la credencial y 800 pesos restantes enseñando la boleta, y lo hacían los delincuentes. Tengo testimonios”.

Hidalgo alude a la detención del presunto naarcomenudista Omar Ramírez, alias “Dominic Thanos”, detenido días antes del 6 de junio, quien se fotografió con Zavala y Tabe.

“Estaban contratados los delincuentes e hasta hicieron un mitin en la calle de Camino de los Toros, donde controlaba este cuate y hay fotos de Margarita y de Tabe”, insiste.

“Fue una acción muy criminal la de ellos, porque sí se basaron en los narcotraficantes, en los dealers, en los delincuentes”, subraya, aunque admite que no le ve futuro a una impugnación y asume, sin más, su derrota.

“¿Cuál fue nuestro error? Que no vimos el voto oculto. No lo medimos. Y ellos persuadieron con el miedo. Acá estaba el miedo de que quitaran los apoyos sociales, que es con lo que podríamos haber persuadido, pero como estaba muy arraigados los apoyos, decidimos hacer una campaña de mucha propuesta”.

Dice que hizo reuniones en las Lomas con restauranteros y veía una campaña ganadora, porque en el equipo de Zavala se temía que Chertorivski dividiría el voto opositor.

“Ellos pensaban que iban a perder. Comí con el novio de Mariana Gómez del Campo, a quien le gané en 2018, y decía: Ustedes van a ganar. Me dijo Mitofsky. El voto lo va a dividir Chertorivski, y tenían miedo. Calderón inclusive le dijo, en Twitter, a Chertorivski que iba a dividir el voto. Y era nuestra esperanza. Calderón y Margarita son mediocres”.

–Pero ganaron.
–Fueron beneficiados de la campaña que se hizo en todo el conjunto. El epicentro fue Las Lomas. Obviamente yo no contaba con lo que pasó en Las Lomas.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas