Mariana salió ayer de su casa para ir a la tienda, pero nunca regresó. Su cuerpo, con signos de extrema violencia y de abuso sexual, fue localizado este viernes en una carnicería de Ecatepec. Se presume que el crimen lo pudieron cometer los empleados del local, pero su paradero es desconocido.

Ciudad de México, 28 de julio (SinEmbargo).- El cuerpo de una joven de 18 años de edad fue hallado este viernes, con signos de violencia física, al interior de una carnicería en Ecatepec, Estado de México.

De acuerdo con reportes de medios locales, alrededor de las 9:00 de la mañana de ayer, Mariana Joselin salió de su casa ubicada, en la colonia Las Américas, para ir a la tienda. Sin embargo, nunca regresó.

Los familiares de la joven, quien presentaba problemas de epilepsia, denunciaron su desaparición y comenzaron su búsqueda. Preguntaron a los vecinos y comerciantes por ella, pero aseguraron no haberla visto.

Hojas de papel con su fotografía y su descripción fueron colocadas por todo el fraccionamiento sin éxito alguno.

Este viernes, el dueño de un inmueble en la misma colonia informó a policías municipales sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer al interior de un local, que pone en renta para una carnicería.

Los familiares de Mariana fueron notificados y al acudir al lugar del hallazgo corroboraron que se trataba de la joven.

Su cuerpo fue localizado en el pasillo, entre las escaleras y la entrada a unos cuartos. Tenía heridas de arma punzo cortante en todo el cuerpo, especialmente en el abdomen.

La joven únicamente vestía una playera color verde limón, con la que salió de su casa, y ropa interior, con señas de haber sido abusada sexualmente.

El dueño del lugar fue trasladado al Ministerio Público local para que rindiera su declaración.

Las autoridades señalaron que el crimen puso ser cometido entre uno o más empleados de la carnicería, cuyo paraderos es desconocido.

Apenas el pasado miércoles, Analí, una joven de 23 años de edad y estudiante de Medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM,  fue asesinada de un tiro en la cabeza en calles del municipio de Tultitlán.

La joven se dirigía a un hospital de Cuautitlán, donde laboraba, cuando fue interceptada por supuestos asaltantes. Su cuerpo quedó tendido en el pavimento.

La entidad históricamente gobernada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se ha convertido en la más mortal para las mujeres, superando los índices que hace una década colocaban a Chihuahua como el estado más feminicida.

Organizaciones civiles y activistas señalaron que hasta mayo pasado, la entidad aún liderada por Eruviel Ávila Villegas ha registrado en los primeros seis meses de este año al menos 121 ejecuciones a mujeres.

El hecho que más conmocionó al país fue el de Valeria, de tan sólo 11 años de edad, cuyo cuerpo apareció en junio pasado en una combi de transporte público en el municipio de Nezahualcóyotl. Su presunto asesino fue hallado ahorcado en su celda y una Jueza decidió dar carpetazo al caso.