El coordinador de los diputados panistas, Juan Carlos Romero Hicks, el coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) también destacó la labor del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como un organismo que realiza dos funciones sustantivas para los mexicanos: evaluar la política social y medir la pobreza en el país.

Ciudad de México, 28 de julio (SinEmbargo).- El coordinador de los Diputados del Partido Acción Nacional, Juan Carlos Romero Hicks, acusó que la intención del Presidente Andrés Manuel López Obrador para desaparecer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) refleja que al mandatario no le gusta ser evaluado, además de que busca capitalizar el combate a la pobreza a su conveniencia.

El pasado jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo durante su conferencia de prensa matutina que no descarta la desaparición del Coneval, organismo que mide la pobreza; además, propuso como una opción que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) asumiera sus funciones.

“No lo descartamos porque la verdad, abusaron con la creación de todos estos organismos. Crearon aparatos burocráticos sin beneficio. Llenaron de oficinas, de instituciones supuestamente autónomas, se puso de moda todo eso y existen instituciones”, respondió a un reportero en Palacio Nacional.

Además, criticó los “sueldos elevadísimos” no sólo en Coneval, sino en otros órganos autónomos como el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Ante estos señalamientos, el panista acusó que con estas acciones, el Gobierno de López Obrador pretende capitalizar el combate a la pobreza y la política social a su conveniencia “tal como lo hizo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la política educativa del país”.

Romero Hicks también señaló que la intención de López Obrador para desaparecer el Coneval envía el mensaje de que al mandatario no le gusta que su administración sea evaluada, además de que refleja poco interés en la información.

“Con sus pretensiones el mensaje que envía el Presidente de la República a la sociedad es que no le gusta que lo evalúen con bases científicas; que poco entiende de la importancia de la información y que sólo le interesa aumentar sus clientelas políticas”, acusó.

El coordinador de la fracción parlamentaria del blanquiazul también destacó la labor del Coneval como un organismo constitucionalmente autónomo que realiza dos funciones sustantivas para los mexicanos: evaluar la política social y medir la pobreza en el país.

Resaltó que gracias a su trabajo, se estandarizó la medición de la pobreza, se profundizó en el entendimiento de sus causas y se incorporó en los ciclos de la política pública mexicana el componente de la evaluación hasta el grado de institucionalizarlo en la mayoría de los programas.

Considerando lo anterior, el Diputado panista hizo un llamado para que no desaparezca el Consejo durante la transición del nuevo Gobierno.

“La intención de desaparecer al Coneval nos lleva a levantar la voz y asegurar que en México no estamos para debilitar instituciones de calidad y relevancia, menos ahora que está en riesgo el sostenimiento del país”, finalizó.