Una poderosa narrativa visual y una profunda investigación iconográfica se conjugan para recrear en todo su esplendor la gloria del imperio mexica y los horrores de la guerra que llevó a su perdición.

Ciudad de México, 28 de septiembre (SinEmbargo).- Año yei-calli. Ciudad de Tenochtitlan. Con sus ejércitos diezmados por la guerra y las plagas, los mexicas han decidido resguardarse tras los muros de la ciudad mientras se preparan para la batalla final contra los españoles y las huestes tlaxcaltecas. Está en juego el destino del imperio, la nación más poderosa que jamás se haya asentado en tierras mesoamericanas.

Durante esta tensa pausa, Atoctli, un joven escriba, prepara los registros de la cruenta lucha contra los invasores, al tiempo que rememora las glorias pasadas de la ciudad, su historia beligerante y los presagios que anunciaron estos tiempos funestos.

A continuación, SinEmbargo comparte, en exclusiva para sus lectores, el primer capítulo del libro La caída de Tenochtitlán, de la mano del artista visual, autor de cómic y arqueólogo aficionado José Luis Pescador. Por cortesía otorgada bajo el permiso de Grijalbo.

***