Señaló como indispensable que Chihuahua cumpla con el 54.1 por ciento del volumen total del quinquenio que le corresponde, “en lugar del 45.8 por ciento que ha aportado respecto al corte del día de hoy”.

Ciudad de México, 28 de septiembre (SinEmbargo).- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) aseguró que son imprecisas las declaraciones que ha dado Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, sobre el Tratado de Aguas de 1944 que México mantiene con Estados Unidos.

A través de un comunicado, la Comisión señaló que el Gobierno de México tuvo que abrir las presas y salvaguardar las mismas, ya que de haber continuado con las peticiones del mandatario estatal no se cumpliría el compromiso con el país vecino del norte.

Corral Jurado afirmó que las “omisiones hechas por funcionarios de Conagua generaron una presión extraordinaria sobre México”, por lo que ahora México deberá pagar dos quinquenios. La dependencia alegó que esto es falso y que carece de sustento.

“No existió ni error ni omisión por parte de la Conagua, que se apegó entonces, y lo sigue haciendo ahora, a criterios técnicos y legales establecidos en el Tratado y las diferentes actas que lo complementan”, expuso la Conagua.

“Es incorrecto que −como afirma− ‘el problema ahora es que México se colocó en falta, al haber dejado de pagar en el quinquenio anterior, pues nuestro país tuvo más de mil 300 millones de metros cúbicos de agua en las presas internacionales'”, refiere en el documento.

La Comisión precisó que no se entregará el agua equivalente a dos quinquenios por el tratado que concluye el próximo 24 de octubre, sino que se pagará únicamente dos mil 158.6 millones de metros cúbicos (correspondientes al ciclo 35) más el adecudo generado al cierre del ciclo 34, que es de 325 millones de metros cúbicos.

Agregó que la deuda del ciclo 34 se cubrió en el primer trimestre del ciclo 35.

“El ciclo 34 del Tratado, que cerró en 2015, concluyó con faltante de 325 Mm3, aunque a cuatro meses de la fecha de cierre el adeudo era de 592.6 Mm3 (dicha cantidad se redujo significativamente gracias al manejo técnico que llevó a cabo la Conagua y que, como hoy se sabe, toma varias semanas)”, reveló.

La Conagua señaló que desde 2019 sostiene pláticas con los productores chihuahuenses y, a partir de diciembre de ese año, se incluyó al Gobierno de la entidad en las conversaciones, por lo que es falso que se hayan negado a negociar.

“Debido a que no se pudo llegar a acuerdos con los actores de Chihuahua, se fueron sumando a estas negociaciones la Secretaría de Relaciones Exteriores -a nivel central, así como por medio de la Comisión Internacional de Límites y Aguas− y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)”, añadió la dependencia y recalcó que esta última Secretaría “siempre que hay un desfogue de presas participa para proteger a la población que se encuentre aguas abajo”.

La Comisión declaró que México debe cumplir con los compromisos binacionales acordados, por lo que contempló alternativas en las que se incluya la aportación de todos los ríos tributarios y otras fuentes de agua. Sin embargo, señaló como indispensable que Chihuahua cumpla con el 54.1 por ciento del volumen total del quinquenio que le corresponde, “en lugar del 45.8 por ciento que ha aportado respecto al corte del día de hoy”.

El documento terminó con la reiteración de que el Gobierno de México continuará su actuación “con apego a criterios técnicos y legales” para garantizar la continuidad de actividades productivas en las cuencas—incluida la del Conchos—, “la protección de las personas y su patrimonio, así como la seguridad de la infraestructura hidráulica”.