Según un estudio del Hospital St. James, más de las mitad de los pacientes presentaron este síntoma a las diez semanas de estar contagiados.

Por Raúl Izquierdo

Ciudad de México, 28 de septiembre (AS México).- Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, uno de los aspectos esenciales para detectar los contagios era conocer bien los síntomas que indicaban la presencia del virus en el organismo.

Los principales y más conocidos son la fiebre y la tos seca. Otros, algo menos comunes son los dolores musculares, la pérdida de olfato o del gusto. Y, en los casos más graves, la dificultad para respirar. Sin embargo, hay uno considerado esencial para determinar si se ha pasado la COVID-19 sin saberlo: la fatiga.

Un estudio preliminar, publicado en medRxiv y realizado por científicos del Hospital St. James y el Trininy Translational Medicina Institute de Dublín, afirma que el cansancio es el síntoma más claro para determinar si se pasó la enfermedad.

MÁS DE LA MITAD SIGUIÓ CON FATIGA

Según este estudio, más de la mitad de los pacientes del estudio (128), el 52.3 por ciento, informó de una fatiga persistente a las 10 semanas de iniciar los síntomas, momento en el que se supone que ya debían estar recuperados. Además, se detalla que el 49.5 por ciento fueron personas mayores de 15 años y el 54 por ciento fueron mujeres.

En el mismo, se concluye que no hubo relación entre el hecho de tener fatiga con la gravedad del cuadro presentado: si fueron hospitalizadas o necesitaron de oxígeno. Evelyn Benavides, neuróloga entrevistada por el programa Qué Pasa, es un síntoma que no tiene que ver con el nivel de gravedad que presentaron los pacientes, pues también se ha detectado en algunos que pasaron la COVID-19 en casa.

Mientras, otro estudio de la Universidad de Indiana confirma que el cansancio es el principal síntoma que se presenta al contraer el virus, pues fue reportado por los más de 1 mil 500 pacientes que fueron encuestados.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.